Reflexiones sobre la lengua zapoteca

Información

Reflexiones sobre la lengua zapoteca

Me gustaría abrir un espacio principalmente para la reflexión sobre la lengua zapoteca. Qué hace a una persona dejar o asumir como suya la lengua materna, digamos que hablamos del zapoteco. Qué hace a un padre no heredar a su hijo su propia lengua.

Cómo se vive hablando una lengua minoritaria? Dónde se habla? Con quién se habla? Qué sentimientos se relacionan con la lengua materna?

El tema me interesa y me gustaría investigarlo a fondo. Es un tema del cual no soy ajeno, mi padre habla zapoteco pero decidió no transmitirlo a sus hijos que crecieron en la ciudad de México.

Cuáles fueron sus razones?

Estuvo mal?

Estuvo bien?

Abramos pues, la reflexión...

Miembros: 12
Última actividad: Dic 31, 2013

Foro de discusión

Felicidades Roberto

Iniciada por Ketitha Ramírez. Última respuesta de ulises hernández luna Ago 21, 2013. 12 Respuestas

Te felicito Roberto Cortés por esa inquietud, en este foro muchos podemos aprender o aportar, te comento que de la comunidad que soy (Chivaniza) no tenemos otro idioma aparte del español, sin…Continuar

Bienvenida tu participación. Tronamos cohetes y se estruenda una diana... Tráete a los demás paisanos... que sobra lugar, y brinda con lo que gustes... ¡ANIMO! ZAPOTECOS DEL MUNDO TE APOYA.

¡Salud!.

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Reflexiones sobre la lengua zapoteca para agregar comentarios!

Comentario de Fernando Jiménez el abril 7, 2013 a las 6:25pm

Hola qué tal Roberto y Edith:

Veo que hay varios asuntos que tratar, bueno intentaré atender a todos comenzando por el más antiguo.

Yo creo que el hecho de existan páginas como zapotecosdelmundo refleja la existencia y articulación práctica del deseo que manifiesta sobre el acercamiento cosciente que menciona Edith, en muchos zapotecos. Estos espacios en la red son elementos importantes que nos permiten vincularnos unos con otros y avanzar hacia una adecuada valoración de nuestra cultura zapoteca.

Roberto, gracias por tus felicitaciones. Debo agregar que «mi enseñanza» si así pudiera llamarse se refiere a un sitio web en particular en el que he estado colocando publicaciones sobre la identidad de mi localidad zapoteca. Muchas de esas publucaciones se refieren al dialecto que hablamos en esa población y es el aspecto al que tengo planeado dedicarle más energías en el futuro. Las publicaciones del sitio están a la vista de mis paisanos que aún habitan la localidad a través de las redes sociales y un blog.

Me da gusto Roberto que quieras realizar investigaciones serias y profindas sobre nuestra lengua. Si requieres algún tipo de información sobre la variante que en particular hablo y estudio, déjame decirte que estoy a tu disposición.

Con respecto a mi, actualmente radico en Guadalajara, Jalisco. Soy egresado de psicología por la Universidad de Guadalajara y fue en una de las especialidades, la de Psicolingüística en la que mis intenciones sobre analizar mi dialecto y coadyuvar a su valoración y preservación se consolidaron. Desde entonces, es una de mis mayores vocaciones. Tengo planes de hacer la maestría en Lingüística aplicada para tener mayores conocimientos académicos que me permitan realizar trabajos más completos y abarcadores sobre mi dialecto.

También yo hablo una variante de la Sierra Sur, se clasifica como ztq y es de una localidad próxima a los valles centrales a tres horas de Miahuatlán.

Yo creo Edith, que la diversificación al interior del zapoteco obedece a aspectos históricos que tienen que ver principalmente con la geografía y el escaso contacto que existía entre los pueblos. Como sea, supongo que será uno de los temas a tratar en nuestras posteriores aportaciones.

Te felicito Edith, por tu decisión de estudiar el zapoteco, en este caso el del Istmo, y por tus intenciones de hacer de este dialecto tu tema de posgrado. De acuerdo a lo que he leído, es precisamente el zapoteco del Istmo el que más ha tenido desarrollo en la liyeratura, en la investigación y en aspectos académicos. Seguramente se debe en gran parte al número de hablantes y la probabilidad que con eso existe de que más jóvenes se interesen por su lengua.

Por mi parte Eduth, también me pongo a tu disposición por si en algo pueda colaborar en lo que se refiere a mi dialecto. El zapoteco de la Sierra Norte es uno de los más complejos según he visto y muy rico en expresiones.

Yo le entro al intercambio académico. Creo que sería bueno conservar dichos intercambios en este mismo grupo y sirve que también quienes deseen participar sobre lo que tienen lo hagan. Probablemente algunos más se incorporarán en el futuro.

 

Comentario de roberto cortes el abril 7, 2013 a las 1:33pm

Hola Edith:

De acuerdo, pues yo me apunto. Solamente me pregunto si no sería mejor abrir otro grupo de discusión, un poco más académico para llevar a cabo las discusiones que sugieres. Es decir movernos en los dos niveles, el primero lo que dicen las investigaciones y el segundo, lo que dicen los hablantes, que fue mi intención original con este grupo.  Hasta el momento nos hemos manifestado cuatro personas, pero yo todavía quisiera eschuchar a los hablantes que viven todavía en sus comunidades. Ojalá se animen a participar.

Qué opinas? Abrimos otro grupo o utilizamos este?

Bueno, reviso lo poco que llevo y preparo mi primera intervención.

Saludos

Roberto

Comentario de Edith Vargas el abril 4, 2013 a las 9:30pm

Y bueno, si queremos que lo que aquí se dice no se quede como simples comentarios, creo que sería una buena opción empezar a intercambiar lo poco o mucho que se conozca sobre el tema, por ejemplo bibliografía, referencias a documentales o trabajos de investigación, nombres de estudiosos del tema, entre otras cuestiones. También sería una buena idea sugerir lecturas que después se comenten en este espacio para comenzar a generar resultados en concreto. 

Bueno, dejo abierta la opción.

E.

Comentario de Edith Vargas el abril 4, 2013 a las 9:18pm

Saludos Roberto: 

En efecto, hay muchas variantes del zapoteco. Yo estoy aprendiendo el zapoteco del Istmo, pero mis papás hablan la variante de la Sierra Norte, y cambia en demasía. Hasta la fecha no estoy enterada de que exista una Academia como tal, por eso el zapoteco se ha diversificado a tal grado de que entre los mismos hablantes de pueblos vecinos no logran entenderse (al menos eso sucede en la Sierra Norte). 

Yo te felicitó a ti por tu entusiasmo y por el deseo sincero de contribuir. Te cuento que yo estudié en la UNAM la carrera de Lengua y Literaturas Hispánicas. Durante la licenciatura me centré mucho en la literatura latinoamericana, y justo ahora estoy descubriendo la literatura zapoteca. Me interesa mucho realizar una investigación académica, incluso estoy pensando postularme a la maestría con este tema (claro, recién terminé mi tesis de licenciatura). El problema es que desconozco muchísimo del tema. Por eso me parece importante el intercambio de ideas.

Desde mi humilde opinión, el conocimiento debe ser un bien común, un derecho y una obligación; además de motor de cambio, debe contribuir a la transformación de la realidad. Así que yo, aún con mi ignorancia, ofrezco mis pocos conocimientos. Y seré muy feliz de saber que a partir de estas pequeñas conversaciones se generen trabajos de relevancia.

Un abrazo cordial.

E.

Comentario de roberto cortes el abril 4, 2013 a las 7:33am

Hola Edith:
Hola Fernando:

Perdón, pero estaba de vacaciones y no podía consultar el Internet con la frecuencia que me hubiera gustado.

Les agradezco sus comentarios y me alegra que este grupo se vaya poblando de miembros, mientras más diversos seamos, mas rica será la retroalimentación.

Felicidades Edith porque te has animado a aprender el idioma zapoteco y felicidades Fernando porque, según lo entiendo, lo enseñas. Ustedes van avanzados, yo apenas estoy empezando, realmente empezando. A mí me gustaría poner mi granito de arena investigándolo y en algún momento hablándolo. Por lo pronto me quiero centrar justo en el tema de la identidad, pero como ya lo muestran nuestras conversaciones, hay muchos temas que están relacionados.

Yo crecí en la ciudad de México pero desde hace 5 años vivo en Alemania, doy clases de español pero también me interesa conocer y difundir nuestras culturas originarias.

Por cierto, qué variante del zapoteco hablan?

Mi padre habla la variante de la Sierra Sur pero por lo que he leído creo que hay subvariantes, él viene de un pueblo pequeño cerca de Miahuatlán. Yo compré un libro para aprender zapoteco en la ciudad de Oaxaca, pero cuando quise hablar con mi papá no nos entendíamos mucho...

Saludos

Roberto

Comentario de Edith Vargas el abril 2, 2013 a las 9:18pm

Hola Roberto: a lo que me refiero con problemas de identidad es que la lengua funge como referente de nuestro mundo; es decir, como fundamento ideológico y mítico que se mantiene como esencia aún cuando se aprende una nueva lengua, porque partimos de ella para entender otras realidades. También es una manera de pensar y de organizar los procesos vitales de una sociedad dada. Por eso la identidad lingüística genera cohesión social, pues abre la posibilidad de imaginar un futuro compartido, además de unas raíces en común. 

Por obvias razones, a la hora de fragmentar un grupo la lengua juega un papel fundamental, pues si se elimina ésta, se rompe la identificación con los demás, el sustrato ideológico para enfrentarse a la realidad y, la comunidad (entendida aquí como comunicación).

Y respecto a tu otra pregunta, yo aprendo zapoteco en la casa de cultura José Martí, que está a un costado de la Alameda Central, justo a la salida de metro Hidalgo. El inicio de cursos es anual, creo que a partir de la segunda semana de enero y hay niveles básico y avanzado.

Referente a lo que comenta Fernando, estoy totalmente de acuerdo en que esa visión de inferioridad, que hasta ahora sigue persiguiendo a los pueblos originarios, ha provocado la negación de los orígenes. En mi familia, por ejemplo, hay un tío que no les permite hablar zapoteco a la familia que llega de Oaxaca, lo que me parece una total fractura de su ser indígena y de su sentimiento de pertenencia, pues él no se integró al 100% a la vida urbana, y a la vez ha extraviado sus raíces.

Ojalá que la mirada analítica de los hablantes nativos de zapoteco sea una puerta para la comprensión cabal de la realidad y de la cosmovisión autóctonas; que sirva a personas como nosotros, que hemos perdido el idioma, para acercarnos también de manera consciente, sin paternalismos ni idealizaciones, a una lengua que (y me cuesta trabajo decirlo) ya no es la nuestra, pero de la que se desprende nuestra historia genealógica; que es importante también para nuestra historia personal.

Gracias por compartir sus opiniones. Les envío un abrazo sincero a donde se encuentren.

E.

Comentario de Fernando Jiménez el abril 1, 2013 a las 4:10am

Hola, qué tal.

Como bien dice Edith, uno de los temas de fondo son las históricas relaciones de poder en las que el opresor nos llevó a través de la colonización, a vernos a nosotros mismos y a nuestras culturas autóctonas como algo inferior a ellos y a avergonzarnos al grado de rechazo de nuestra identidad como zapotecos (en nuestro caso). De eso dan testimonio los términos que quedaron registrados en la historia y de los cuáles algunos dolorosamente permanecen.

Pienso que allí está la cuestión principal. Me baso para ello en revisiones que he hecho de nuestra historia y de mi experiencia personal con mis paisanos quienes me lo han confirmado con sus palabras y proceder.

Pienso que mi caso es muy especial y privilegiado, que es algo que quiero aprovechar y estoy aprovechando. Pues a diferencia de quienes han pasado gran parte de su vida en nuestro pueblo (de unas 500 personas) y los que son descendientes de los paisanos emigrados a otras ciudades, yo pasé la mitad de mi vida localidad zapoteca de origen y la otra mitad la he pasado en grandes metrópolis.

He experimentado la plenitud de vivir en el campo, los sufrimientos físicos que eso implica, las crisis que vienen con el hecho de ser un campesino emigrado a la ciudad, así como los beneficios de estar plenamente integrado a la vida citadina y en ambos casos pienso que me he adaptado completamente.

HE PASADO MEDIA VIDA PENSANDO EN ZAPOTECO Y HABLANDO EN ESPAÑOL - AHORA PIENSO EN ESPAÑOL Y HABLO EN ZAPOTECO

Ese hecho y mi formación me dan la fortaleza para mirar a mi pueblo, mi lengua, mi identidad de manera crítica, analítica y con un altísimo sentimiento de pertenencia, valorándolo como, creo ninguno de mi generación lo hace.

He estado haciendo esfuerzos para dejar un legado sobre mi dialecto a las nuevas generaciones: una efectiva transmisión escrita del zapoteco.

Comentario de roberto cortes el abril 1, 2013 a las 2:50am

Gracias Edith, por tus comentarios. Como bien dices, el tema tiene mucha tela de donde cortar, por eso creo que valía la pena hacer un grupo. Una pregunta, tú has dicho que vives en la ciudad de México y que aprendes zapoteco? Dónde lo aprendes?

Por mi parte, yo me interesé sobre el zapoteco a partir del levantamiento zapatista, yo crecí como chilango y hasta muy tarde estoy recuperando, digámoslo así, mi otra herencia.  Cómo fue tu experiencia en el DF? Hablas de problemas de identidad, podrías explicar un poco más?

Gracias de antemano.

Roberto

Comentario de Edith Vargas el marzo 30, 2013 a las 10:07pm

Un tema complejo que no sólo abarca lengua sino identidad, historia, ideología y autoafirmación, que tiene que ver con colonización, con discriminación racial y con estructuras de poder. Mi lengua designa mi manera de ver el mundo, mi forma de amar, lo que considero importante, mi ideología. ¿Quieres colonizar a alguien? Comienza por quitarle la lengua porque con ello pierde toda referencia de su universo, se queda ente el vacío del silencio, de la nada, se queda sin historia. Necesita, entonces, nuevas designaciones, que se le enseñe a mirar otra vez. Y en ese nuevo aprendizaje, el colonizador le enseña a mirar bajo, a no protestar, a conformarse.

La mayoría de las personas que pierden su lengua, lo hace como manera práctica para adaptarse a un medio hostil que los rechaza. Porque las lenguas originarias tienen un sentido peyorativo y son objeto de violencia. No puedo decir que tu padre hizo bien, tampoco puedo decir que hizo mal, simplemente hizo lo que estuvo en sus manos para afrontar un problema. Pero una vez trascendido éste, es su responsabilidad regresar y recoger esas palabras, investirse con ellas nuevamente, volverlas parte de su cuerpo y aprender a mirar otra vez con ojos de zapoteca.

Mi caso es muy similar al tuyo, y deben existir miles de casos semejantes. Nosotros, como hijos, tenemos una gran responsabilidad: la búsqueda de los orígenes, la autoafirmación. A veces parece que no somos de aquí, ni somos de allá. Y no podemos darnos el lujo de seguir siendo extranjeros entre los nuestros, de seguir ante el vacío, en el vértigo de la incertidumbre. Comencemos por acercarnos al idioma y, paso a paso, aprendamos a mirar también con ojos de zapotecas. 

Un saludo inmenso.

E.

 

Miembros (11)

 
 
 

Insignia

Cargando…

Publicaciones de blog

sobre el plagio de César López

Publicado por Irma Pineda el abril 13, 2010 a las 11:33am 5 Comentarios

PARA DIATRIBAS LAS DE RANCHU GUVIÑHA

Publicado por Josué Dante el noviembre 30, 1999 a las 12:00pm 2 Comentarios

BESOS OLVIDADOS.......

Publicado por MARIANAN TOLEDO el febrero 5, 2014 a las 11:00am 3 Comentarios

DIDXA YAAUI: CHARADA.

Publicado por Leticia Flores Felipe el febrero 6, 2014 a las 9:00am 2 Comentarios

ILUSION

Publicado por Jose Guillermo Mathus Morales el marzo 8, 2014 a las 10:48am 21 Comentarios

Señora de los años

Publicado por Jose Guillermo Mathus Morales el febrero 18, 2014 a las 1:13pm 2 Comentarios

© Historias, poemas y otras contribuciones pertenecen al autor. El resto pertenece a http://zapotecosdelmundo.ning.com/
Los derechos y contenidos de este sitio web están registrados en SafeCreative, y mientras no se indique lo contrario, se pueden utilizar y distribuir de acuerdo a la siguiente licencia.


Safe Creative #0905230099735

NO AL PLAGIO

© 2018   Creada por Angel_Guixhiro'.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio