Reflexiones sobre la lengua zapoteca

Información

Reflexiones sobre la lengua zapoteca

Me gustaría abrir un espacio principalmente para la reflexión sobre la lengua zapoteca. Qué hace a una persona dejar o asumir como suya la lengua materna, digamos que hablamos del zapoteco. Qué hace a un padre no heredar a su hijo su propia lengua.

Cómo se vive hablando una lengua minoritaria? Dónde se habla? Con quién se habla? Qué sentimientos se relacionan con la lengua materna?

El tema me interesa y me gustaría investigarlo a fondo. Es un tema del cual no soy ajeno, mi padre habla zapoteco pero decidió no transmitirlo a sus hijos que crecieron en la ciudad de México.

Cuáles fueron sus razones?

Estuvo mal?

Estuvo bien?

Abramos pues, la reflexión...

Miembros: 12
Última actividad: Dic 31, 2013

Foro de discusión

Felicidades Roberto

Iniciada por Ketitha Ramírez. Última respuesta de ulises hernández luna Ago 21, 2013. 12 Respuestas

Te felicito Roberto Cortés por esa inquietud, en este foro muchos podemos aprender o aportar, te comento que de la comunidad que soy (Chivaniza) no tenemos otro idioma aparte del español, sin…Continuar

Bienvenida tu participación. Tronamos cohetes y se estruenda una diana... Tráete a los demás paisanos... que sobra lugar, y brinda con lo que gustes... ¡ANIMO! ZAPOTECOS DEL MUNDO TE APOYA.

¡Salud!.

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Reflexiones sobre la lengua zapoteca para agregar comentarios!

Comentario de roberto cortes el julio 25, 2013 a las 6:21am

ACTITUDES LINGÜÍSTICAS Y LENGUAS OFICIALES

-          Las lenguas oficiales confieren estatus político y social.

-          Las lenguas oficiales o cooficiales no llegan al 5% de las lenguas del planeta, es decir, el 95% de las lenguas del mundo carece de reconocimiento de oficialidad.

-          La mayoría de los testimonios recogidos presenta opiniones muy favorables al mantenimiento y uso de la lengua a pesar de dichas presiones.

-          En muchas comunidades se constata un cambio de actitud por parte de sus miembros gracias a un reforzamiento de la identidad cultural.

-          Suzanne Romaine afirma en dicha publicación que “negar la validez de una lengua es negar la validez de la gente que la habla”.

 

TRANSMISIÓN INTERGENERACIONAL

-          De acuerdo a los informantes, 20% de lenguas de la muestra ha dejado de transmitirse y el 23%  tiene una interrupción parcial.

-          Es previsible que en un espacio breve de tiempo (dos generaciones) la transmisión de la lengua descienda hasta un tercio del número de lenguas.

¿Por qué no se transmite la propia lengua a sus hijos?

-          La mayor parte de los informantes cree que las presiones de otras culturas o lenguas, la influencia de la modernización y de la urbanización son las causas más influyentes.

-          Hay una fascinación por un estilo de vida nuevo y adoptan hábitos nuevos en detrimento de los de sus comunidades a los que asocian con el pasado, la pobreza y la marginación.

 

EL VALOR DE LA ESCUELA

-          Casi todas las comunidades consideran importante el uso de su lengua en la escuela.

-          Cuando la escuela impone la lengua dominante negando a las demás su presencia en ella, se producen los conocidos fenómenos de uniformización lingüística, la pérdida de lenguas y culturas, y la renuncia a identidades forjadas durante milenios.

-          La escuela no puede asegurar ni la recuperación ni el mantenimiento de una lengua; pero será difícil salvar una lengua que no esté presente en el sistema educativo  de la comunidad lingüística afectada.

-          Desde nuestro punto de vista, el plurilingüísmo debería ser una aspiración y una exigencia para todos, no sólo para los hablantes de lenguas minoritarias.

 

PUNTO DE PARTIDA

Se creo el grupo AMURA-Red de lenguas.

-Fomenta el conocimiento de la realidad sociolingüística con la colaboración de hablantes de lenguas en sus territorios.

-“La lenguas mueren porque sus hablantes deciden dejar de hablarlas, pero esa decisión está muy lejos de ser un ejercicio de libertad”. La dominación y la presión ejercidas sobre ellas son determinates.  Y si bien los poderes políticos tienen sus responsabilidades, los individuos deben asumir también las suyas.

- “No se pierde una lengua porque los que no la saben no la aprenden, sino porque los que la saben no la hablan” J.A. Artze

 ----

En fin, si nos damos cuenta tampoco tenemos que inventar el hilo negro.  Podemos aprovechar la experiencia internacional, como también lo está haciendo el proyecto "Nido de Lengua". Pero podemos aportar también algo nuestro, por ejemplo el "Tequio de Lengua". Ya en esta página ha habido un concurso de poesía zapoteca... Al caminar se hace camino.

Espero sus comentarios

Comentario de roberto cortes el julio 25, 2013 a las 6:15am

Hola Fernando, Hola Edith, Hola a todos,

Yo quisiera empezar de atrás para adelante con las preocupaciones que plantea Fernando. La pregunta de ¿Quiénes somos nosotros? la contestaré en mi siguiente intervención, aunque creo que coincido bastante con Edith.  

Por ahora me centraré en la preocupación del rescate y revitalización de una lengua que termina Fernando con la promisora idea de forma una escuela. ¡Felicidades!, yo te apoyo en todo lo que pueda. No será fácil pero seguro aprenderemos todos juntos.

 

Paso ahora al plano de la revitalización de lenguas para reconocer que a veces desde afuera parece todo más fácil, pero también para insinuar que desde adentro a veces parece más difícil de lo que es.

¿En qué me baso? En la experiencia internacional.

Recientemente cayó en mis manos un libro que se llama El futuro de las lenguas. Diversidad frente a la uniformidad. Belen Uranga y Maider Maraña. (eds.) Catarata. 2008. Madrid. Del cual me gustaría compartirles la información más relevante del primer artículo que se llama: Palabras y mundo ¿Y ahora qué?.

La autora del artículo, Belen Uranga, busca recordar (y compartir) la experiencia que tuvo en un macro estudio que se llamó Estudio de las lenguas del mundo, llevado a cabo a finales del siglo pasado y que duró 5 años, se pretendía realizar un informe sobre la situación de la diversidad lingüística del mundo. La información está disponible en: http://www.amarauna-languages.com/index.php?hizk=es

En el artículo la autora se centra sobre todo en las ideas que fueron transmitidas por cientos de comunidades de todo el mundo, es pues, como dice ella, “un homenaje  a todas las comunidades que en condiciones muchas veces extremas siguen luchando para que sus lenguas y sus culturas dejen de estar sometidas al estigma y a la marginanción; que luchan, frecuentemente de manera dramtática para que el ejercicio del placer de comunicarse en su lengua sea tan natural como el que tienen los hablantes de lenguas poderosas”.

Comparto estas ideas como muestra de cómo las investigaciones nos pueden ayudar a comprendernos mejor, a escuchar las preocupaciones “desde adentro”,  pero sobre todo, para que entendamos que la situación en la que viven los hablantes del zapoteco no es única, ni en Oaxaca, ni en México ni en el mundo. Es decir, hay miles de millones de personas que comparten nuestras preocupaciones.

Para no extenderme tanto, pondré en palabras claves las ideas y en futuras comunicaciones podemos discutirlas:

AMENAZAS SOBRE LAS LENGUAS

a)      Causas políticas

-          Lengua oficial en detrimento de otras, prohibición incluso penada del uso de las lenguas originarias obligándolas a la clandestinidad.

-          Practicas de inculpación a niños y niñas entre sí por el uso de la lengua no oficial. Es decir, los ninos están obligados a denunciar a sus amigos que hablan lenguas originarias.

-          Sentimiento de inferioridad, culpabilidad y estigma.

-          La falta de soporte institucional (político, administrativo) tienen como consecuencia la práctica desaparición de la lengua de la vida pública.

b)      Causas demográficas

-          Movimientos migratorios, del ámbito rural al urbano (urbanización creciente del mundo), movimiento por razones económicas.

-          Constante preocupación por el envejecimiento de la población de las comunidades lingüísticas más desfavorecidas.

-          La exclusión de los medios de comunicación que son utilizados para difundir la lengua dominante.

Comentario de Edith Vargas el julio 24, 2013 a las 8:42pm

Por otra parte, hay que recordar que lo zapoteca, al igual que lo mexicano, lo chileno o lo europeo, es algo heterogéneo. No todos somos “puros” en el sentido cultural. En nuestros pueblos se está dando el fenómeno de la transculturación, que según Fernando Ortiz, es “el proceso transitivo de una cultura a otra, porque éste no consiste solamente en adquirir una distinta cultura, que es lo que en rigor indica la voz angloamericana acculturation, sino que el proceso implica también necesariamente la pérdida o desarraigo de una cultura precedente, lo que pudiera decirse una parcial desculturación, y, además, significa la consiguiente creación de nuevos fenómenos culturales que pudieran denominarse neoculturación”; esto es, la recepción por un grupo social de formas de cultura procedentes de otro, que sustituyen de un modo más o menos completo a las propias. Nosotros mismos somos ejemplos de los riesgos a los que se enfrenta la cultura zapoteca, como generaciones que han perdido la lengua o como migrantes que han salido de la comunidad para no volver.

No se trata de conocer al zapoteca para erradicarlo mediante los estudios académicos; creo que debe ser un esfuerzo que acompañe, que apoye y que le dé voz a los pueblos originarios allá donde no son escuchados. Al menos es lo que yo puedo hacer desde el sitio donde estoy, desde la historia y desde el conocimiento que tengo y que espero llegar a enriquecer.

Pero creo que ya me extendí demasiado, así que sólo me resta desearles una buena mitad de semana.

Quedo a la espera de su parecer. 

Comentario de Edith Vargas el julio 24, 2013 a las 8:41pm

Me explico: hemos visto lo académico como algo tergiversador de la cultura, como algo que modifica y que no refleja de manera fiel el verdadero pensamiento de los zapotecas; sin embargo, también me parece que es un instrumento necesario para la legitimización e inserción de las culturas minoritarias en la cultura hegemónica. Para muestra un botón: cuando yo comencé a asistir a mis clases de zapoteco a mi madre se le develó un mundo. Su primera pregunta fue: “¿en serio se estudia el zapoteco?” Para ella fue una legitimación de su lengua (aunque no sea la misma variante dialectal) y de su cultura; sobre todo porque no se trataba de personas cualquiera (desde su punto de vista), sino de universitarios que se interesaban por esa lengua que ella había creído que era una vergüenza. Entonces, comenzó a recuperar la palabra zapoteca; ha dejado, poco a poco, de avergonzarse de su idioma y ha instado a mi padre para que también recupere esa parte de su identidad. Otro ejemplo es el de Violeta Parra, artista chilena, que se enfrentó al mismo dilema: ¿cómo reconciliar su identidad después de su salida del campo hacia la urbe? ¿De qué manera salvaguardar las tradiciones del agro chileno que cada día disminuían ante la creciente llegada de la música extranjera? Ella optó por utilizar las mismas herramientas de la cultura dominante para poner de relieve las manifestaciones culturales de su pueblo. Entonces, llevó a cabo investigaciones folklóricas del contrapunto chileno, grabó disco, publicó libros, se presentó en el extranjero, todos movimientos que nunca antes se habían dado. Por supuesto que esta mujer era una artista moderna, en toda la extensión de la palabra, y también innovó la lírica y la plástica populares; porque se dio cuenta que la expresión folklórica, oprimida e ignorada por estructuras de poder, sólo podía ser recobrada insertándola en la cultura urbana por medio de una transformación estética, que atrajera la atención de la hegemonía y la obligara a reconocer su valor artístico, aunque ello significara confirmar la existencia de una estructura jerárquica, en la que el folklore estaba totalmente subsumido.

Lo que quiero decir es que lo académico funciona, justamente, como un respaldo, como un escalón para posicionar a los pueblos originarios. Lo académico no tiene el poder de preservar, de conservar con vida, porque, la mayoría de las veces, es sólo un archivo muerto en las bibliotecas; pero sí tiene el poder para cambiar la perspectiva de la sociedad y de los mismos zapotecas; de darle valor a esas culturas minoritarias. Y hay que reconocer que la sociedad mexicana, en general, se maneja por las estructuras de poder que les mencioné arriba.

Comentario de Edith Vargas el julio 24, 2013 a las 8:40pm

Saludos Fernando y Roberto:

En primer lugar, quiero destacar la pertinencia del comentario de Fernando sobre la definición de nuestra identidad, como individuos y en relación a la cultura. Me parece esencial la mirada que nuestras comunidades tienen de nosotros. En mi caso, tristemente, nací y crecí fuera de la comunidad, no hablo la lengua, no tengo las mismas estructuras de pensamiento que un zapoteca y mi participación en la vida social de San Juan Yatzona (que es el pueblo de mis padres) se reduce a asistir a la fiesta mayor; esto es, visitar la población una vez al año. Por supuesto que el pueblo me sitúa en la categoría de “externa”, pese a que toda mi familia (tanto materna como paterna es de allá). Entonces me pregunto, junto con Fernando, ¿sólo puedo acercarme con las herramientas académicas?, ¿cómo verá la comunidad este tipo de acercamiento? Preguntas que intentaré responder desde mi muy particular perspectiva.

En primer lugar, creo que lo ideal para dejar de ser considerada como foránea sería irme a vivir a Yatzona, aprender el idioma y comenzar a regirme por los usos y costumbres, y me parece que ello no garantizaría totalmente la identificación. Así que es preciso aceptar que mi estructura de pensamiento es occidental, urbana y académica; pero no creo que esto deba convertirse en un obstáculo, sino más bien debo transformarlo en una ventaja; porque, como ya habíamos dicho, la responsabilidad de la preservación de la cultura es de todos, y cada quién debe actuar desde el ámbito que le corresponde, o desde donde pueda. En este caso, a mí tocó estar fuera, pero creo que desde ahí puedo generar cambios.

Comentario de Fernando Jiménez el julio 22, 2013 a las 2:27am

Con respecto a los nidos de lengua, Edith:

Es la primera vez que me entero que algo así existe. Se ve bastante interesante, aunque no es el caso de mi comunidad debido principalmente a que la lengua materna sigue siendo esencialmente el zapoteco. Más bien el problema en nuestro caso es a la edad escolar en donde, no obstante la educación bilingüe, sigue siendo predominante la enseñanza en español y las nociones de que el español mejor que el zapoteco. Más o menos de la misma forma implícita en que se insinúa que el inglés es mejor que el español. Esto da como resultado que los escolares, adolescentes y jóvenes vayan paulatinamente abandonando el habla zapoteca.

Pero hay otra cuestión, que se deriva también de la ausencia de autoanálisis de la que hablaba en la participación anterior. Y es que al no contar con textos en nuestro dialecto ni tener la suficiente fortaleza o información dignificada para construir palabras nuevas en zapoteco, enriqueciéndolo, optan por considerar insuficiente el zapoteco y ellos mismos terminan matandolo más por desconocimiento y dificultad de comunicación transgeneracional que por el hecho de que la lengua sea insuficiente por sí misma.

Tomo como ejemplo lo siguiente: A adolescente de primero de secundaria se le encarga, entre otras cosas, investigar y/o proponer cómo se dice o se diría Urbe, gran urbe, zona conurbada o zona metropolitada o gran ciudad en zapoteco de Quioquitani. El estudiante se enfrenta a tres problemas: 1) No existe esa palabra en zapoteco ( y si existía ya no se usa), 2.) No conoce lo suficiente su propio dialecto para poder construir la palabra (debido a la ausencia de textos) 3. No puede plantear preguntas adecuadas a los mayores para que le den una respuesta adecuada, debido en gran parte a que quien tendría la mejor respuesta, nunca ha visto una zona metropolitana. El único que pudiera darle una respuesta aproximada sería un jove emigrado, cuyo lenguaje está plagado de hispanismos o anglicismos y además carece de autorreflexión e interés por algo que considera inútil.

No obstante, estas complicaciones, comparada con comunidades en donde se ha perdido completamente el zapoteco como lengua materna se pueden corregir fácilmente, aunque requieren algo de trabajo, y al menos en mi comunidad, somos dos los interesados en impulsar este tipo de trabajos que, de concretarse convergirá en una academia o instituto de zapoteco de Quioquitani.

Comentario de Fernando Jiménez el julio 22, 2013 a las 2:05am

-Pero viene otro problema. A. R. Luria nos ha demostrado que la lengua como instrumento social determina el grado de pensamiento que un individuo tiene: a mayor abstracción de lenguaje, mayor abstracción de pensamiento. Y el zapoteco tal como la conocemos, truncado por el español carece de muchos elementos abstractos como los que el español tiene para logra un nivel de pensamiento elevado, lo que deriva en (seguramente) una ausencia de autoanálisis individual y colectivo de nuestros pueblos.  Y por lo tanto el análisis sobre los zapotecos viene desde afuera y obviamente «los intereses y aspiraciones de nuestros pueblos» también vienen de afuera, de donde procede el pensamiento abstracto.

-Esto aumenta el grado de complicación, al menos para mí, dado que se debe elaborar (junto con la comunidad) una lista de elementos-objetivos de la preservación pero «corrigiendo» aquellos «intereses comunitarios distorionados», como por ejemplo (muy burdo), si mi comunidad pretende defender el maiz transgénico por ser «de mejor calidad»  frente al maiz ancestral o criollo ignorando los perjuicios del primero hacia el segundo, la llamada tecnología «terminator», hacia la tierra y el control político-económico que eso supone por parte de corporaciones como Monsanto y los grupos de poder. Pero, ¿será suficiente este discurso? para quienes han sido bombardeados con propaganda masiva que ha estado destruyendo los valores tradicionales zapotecas y les ha hecho creer que todo lo mejor viene de afuera? ¿Serán suficientes estos argumentos para cambiar «sus intereses» impuestos a sus intereses  ancestrales sin dar la impresión de imposición considerando que el zapoteco no permite una autorreflexión?

Comentario de Fernando Jiménez el julio 22, 2013 a las 1:35am

Buen día a todos:

Intentaré responder a las preguntas que tengo pendientes comenzando por las de Roberto y luego las de Edith, procurando poner aunque sean fragmentos del cúmulo de ideas que me han venido estimulados por esta secuencia de opiniones:

-Quiero reiterar que cuando dije hacer las cosas «desde adentro» no me refería a acciones o proyectos académicos, científicos ni asistenciales (aunque de alguna u otro forma se vinculen). Estoy hablando de movimientos sociales.

-Ahora bien, suponiendo que «la mecha no estuviese prendida» para esos movimientos o que «el barril esté acomodado en el lugar equivocado», la pregunta es ¿Quién prendérá la mecha o reubicará el barril? y la respuesta, a menos que alguien en su pupitre, escritorio, cama, sillón o banca de parque esté asiduamente leyendo estos mensajes para luego tomar una desición es, NOSOTROS. Y otra vez ¿quiénes somos nosotros?. Sí, ¿quiénes? en el doble sentido ontológico y social. Porque por un lado, si es nuestra pretensión lograr o por lo menos estimular los cambios de los que hemos hablado, entonces tenremos que definir nuestra propia identidad, y por otro lado reflexionar sobre la visión que nuestros pueblos tienen sobre nosotros ¿quiénes somos para ellos? ¿zapotecos miembros de la comunidad o extraños a ella? Y lo digo porque al menos en el caso de Edith, Roberto y yo, hemos estado mucho tiempo fuera de nuestros orígenes lo que de alguna forma cambia la perspectiva que nuestros paisanos tienen sobre nosotros y por supuesto eso determina el grado de influencia que se tiene entre ellos para hacer algo «desde adentro», de lo contrario sólo nos quedaría el abordaje académico y/o asistencial y no podemos evitar, aunque nos duela, ser esos extraños «de afuera» a los que hemos criticado.

-Pero (y aquie está la implicación problemática) si en el mejor de los escenarios resulta que «nuestra comunidad» nos reconoce como miembros y somos nosotros los responsables de estimular el movimiento, eso no evita que nos acerquemos a este fenómeno social con las herramientas académicas que nos han hecho lo que somos actualmente ¿y si esas herramientas resultan perjudiciales para nuestra comunidad y terminamos siendo isntrumentos de la destrucción de aquello que esperamos preservar? Por lo tanto, creoque es importante estar mínimamente informado sobre las diferentes perspectivas que existen y valorar con base en los intereses de nuestros pueblos cuál sea la más adecuada.

Comentario de Edith Vargas el julio 19, 2013 a las 12:00pm

Hola a todos:

Creo que Roberto hace comentarios muy puntuales sobre la dominación ideológica que en México sufrimos. Su pregunta "¿Qué hemos hecho como país en los últimos treinta años para tener esta realidad?", debería causarnos vergüenza, porque una de las posibles respuestas es "nada". Nos hemos prosternado como entes pasivos que sólo reciben lo que de fuera viene, dando la espalda a lo nuestro. En México tenemos grandes culturas, y es una tristeza que no seamos un país culto. Concuerdo también con su convicción de que la responsabilidad para conservar tanto las lenguas como las culturas originarias es tarea de todos.

Justamente a su inquietud sobre la experiencia desde adentro, desde los pueblos, puedo poner este ejemplo que recientemente me encontré. Es una iniciativa que, tengo entendido, se viene desarrollando desde hace algunos años: los nidos de lengua. La teoría suena maravillosa, la cuestión es observar si realmente se están llevando a cabo de esta forma, y cuáles son los frutos que comienzan a dar. 

Los nidos de lengua en Oaxaca

Aquí la pregunta sería, ¿qué saben sobre este proyecto? ¿Fernando, crees que en tu comunidad existan las posibilidades de implantar un nido de lengua? ¿Cuáles son los dificultades a la hora de intentarlo? ¿Las autoridades locales realmente se comprometen?

Independientemente de lo anterior, me parece un buen ejemplo de lo que se puede hacer desde dentro. Sólo queda por ver qué es lo que nosotros podemos hacer desde fuera para apoyar este tipo de iniciativas.

Les mando los mejores deseos. 

Que tenga un fin de semana excelente.

Comentario de roberto cortes el julio 17, 2013 a las 5:48pm

Para finalizar:

Por todo esto, yo estoy un poco excéptico y como comenté en alguna otra intervención, la responsabilidad para cambiar nuestra situación, para rescatar nuestras culturas y nuestras lenguas, la tenemos todos.

Sin embargo, sí me gustaría saber un poco más la experiencia desde adentro, desde los pueblos, para no cometer los mismos errores de los que hemos hablado.

 Fernando, hablas de implicaciones problemáticas, a qué te refieres?

 

Saludos

 

Roberto

 

Miembros (11)

 
 
 

Insignia

Cargando…

Publicaciones de blog

sobre el plagio de César López

Publicado por Irma Pineda el abril 13, 2010 a las 11:33am 5 Comentarios

PARA DIATRIBAS LAS DE RANCHU GUVIÑHA

Publicado por Josué Dante el noviembre 30, 1999 a las 12:00pm 2 Comentarios

BESOS OLVIDADOS.......

Publicado por MARIANAN TOLEDO el febrero 5, 2014 a las 11:00am 3 Comentarios

DIDXA YAAUI: CHARADA.

Publicado por Leticia Flores Felipe el febrero 6, 2014 a las 9:00am 2 Comentarios

ILUSION

Publicado por Jose Guillermo Mathus Morales el marzo 8, 2014 a las 10:48am 21 Comentarios

Señora de los años

Publicado por Jose Guillermo Mathus Morales el febrero 18, 2014 a las 1:13pm 2 Comentarios

© Historias, poemas y otras contribuciones pertenecen al autor. El resto pertenece a http://zapotecosdelmundo.ning.com/
Los derechos y contenidos de este sitio web están registrados en SafeCreative, y mientras no se indique lo contrario, se pueden utilizar y distribuir de acuerdo a la siguiente licencia.


Safe Creative #0905230099735

NO AL PLAGIO

© 2018   Creada por Angel_Guixhiro'.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio