Andrés Henestrosa plagió la leyenda de los Binnigulaza

 

*También Gabriel López Chiñas

 

A  Víctor de la Cruz,

en su homenaje.

 

 

-------Segunda parte

 

Juan Manuel López alegría 

 

 

Sobre el famoso libro de relatos de titulo controversial escrito por don Andrés (Los hombres que dispersó la danza), afirma el escritor Víctor de la Cruz: “Si bien fue Henestrosa el primero que desde la perspectiva de la creación literaria dio forma y difundió la tradición oral de los binnizá, en su libro “Los hombres que dispersó la danza”, no fue el primero en iniciar la investigación y tarea de rescate de dicha tradición”.

Lo anterior lo señala el investigador istmeño en su trabajo titulado “Los hombres que dispersó la danza: sus fuentes orales y escritas”, publicado en Cuadernos del Sur en agosto de 1997.

 

Añade el investigador del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores de Antropología Social (CIESAS) que a Henestrosa “Lo antecedió en dichos trabajos en el sur del Istmo Wilfrido C. Cruz. Pero no sólo eso, sino que lo inspiró para iniciar el rescate que lo llevaría a escribir su libro; sin embargo C. Cruz no logró publicar su libro en donde dio a conocer sus investigaciones filológicas sino hasta 1935.

 

Estos hechos originaron un conflicto entre el investigador social y el literato; pues Henestrosa, en la primera edición de su obra (1929), no dio los créditos correspondientes que merecía el primero; por lo que C. Cruz, al publicar su libro [“El tonalámatl zapoteco”. 1935], puso una nota al pie de la primera página de su ensayo llamado ‘Los Binigulaza’ en los siguientes términos”:

 

Esta tradición fue leída por su autor en sesión solemne celebrada el 16 de octubre de 1926 en la ciudad de Oaxaca de Juárez, durante la administración del lic. Genaro V. Vásquez, por haber obtenido el primer premio en el concurso de leyendas a que convocó dicho gobierno. Años después el señor Andrés Henestrosa, en su libro ‘Los hombres que dispersó la danza’ bordó sobre ella su trabajo literario, transcribiéndola casi toda literalmente sin hacer referencia al autor.

 

 

Entre paréntesis, no ha sido única la vez en que tildan a don Andrés Henestrosa de plagiario (el escritor Macario Matus de plano lo llamó “fraude”), en Tehuantepec así lo señalan los viejos músicos, quienes sostienen que la famosa canción “La Martiniana”, fue tomada por Henestrosa de “La Micaela”, una pieza compuesta por un tehuano.

 

 

Por cierto, también, sobre el significado de Binigulaza, Wilfrido C. Cruz, consideraba que podría significar: “gente que nació de las raíces de los árboles” (bini= gente; gú= raíz; lacsa= elástica). Pero, que el verdadero significado era el de “gente antigua venerable de los záes” ( binigola = gente antigua, vieja, venerable; záa= zapoteca o záes).

 

Sin embargo, Henestrosa sostuvo que era “Gente que dispersó la danza”; que más bien sería: binigundaza. Bini= gente; gundá= que rompió o dispersó; záa= la música o danza).

 

A raíz de la denuncia en el ensayo de Wilfrido C. Cruz (oriundo de El Espinal, lugar cercano a Juchitán), se suscitó una polémica iniciada por un artículo de Eumartino Smith en el periódico Neza (no.7, diciembre de 1935), órgano mensual de los juchitecos avecindados en el Distrito Federal, dirigido en ese tiempo por Adolfo C. Gurrión. Entonces Henestrosa se vio obligado a publicar en el mismo medio número una aclaración, que cita en su trabajo Víctor de la Cruz, en donde Andrés acepta haber abrevado en la investigación de Wilfrido C. Cruz:

 

No me interesó cuando escribí la verdad histórica de la leyenda, sino su verdad poética, que vale más. Me valí de todos los elementos que hallé a la mano  los de Wilfrido C. Cruz, entre otros cuya leyenda Bindigulaza (sic), le oí una noche en su casa de Mesones…

 

Para el número 9 de Neza (febrero de 1936) Henestrosa recupera la dirección del periódico y reproduce un artículo de Héctor Pérez Martínez, originalmente publicado en El Nacional, en que se hacía defensa del autor de “Los hombres…”. Sin embargo, para el número correspondiente a abril, publicó la versión de Wilfrido C. Cruz, tomada de su reciente libro.

 

Nueve años después, en la segunda edición de “Los hombres…”, en 1945,  Henestrosa hace una confesión en la introducción de la obra (y que aparecerá en las subsiguientes ediciones hasta la de 2003, última que conozco):

 

La mitad del material con que están compuestas estas leyendas fue inventado (sic) por los primeros zapotecas. La otra mitad la inventé yo. Inventé, también, una manera de narrarlas. Hice algo más: di unidad a ese material antes disperso. Pero quizá lo único personal que haya aquí sea eso: la manera de contar estas mitologías.

 

Debo una explicación a Wilfrido C. Cruz, quien junto con Esteban maqueo Castellanos, es mi antecesor en este afán de dar categoría literaria a la tradición oral zapoteca. Mi versión de los Binnigulaza debe a Cruz la inspiración. A él oí, cinco años antes de que escribiera este libro, un trabajo en torno al mismo tema. Por eso, y porque de todos los mitos zapotecas éste es el que mayor unidad conserva y el más extendido, mi versión tiene una gran semejanza con la que le oí. Pero tal semejanza ocurre sólo en los datos, nunca en la intención, jamás en los resultados finales; su trabajo tiene un alcance científico, arqueológico, se preocupa por la verdad histórica: el mío busca la verdad poética, que es otra cosa” [“Los hombres…”. Edit. Miguel Ángel Porrúa. 2003].

 

Volviendo con Víctor de la Cruz sobre esta aclaración de don Andrés, el investigador señala: “Si sólo la mitad de la información contenida en los relatos escritos por Henestrosa fuera mitología de los binnigula’ sa’ de origen prehispánico, esta fuente que registra la tradición oral de los binnizá del sur del Istmo de Tehuantepec no sería ya nada despreciable, pero es posible que la información sobrepase esa mitad del libro”.

 

De la Cruz añade:

 

 “La denuncia de Wilfrido C. Cruz tuvo el mérito de hacer confesar a Henestrosa dos hechos importantes para dilucidar el origen de su obra y para valorarlo como fuente para la reconstrucción de la mitología de los binnigula’sa’: 1. ’…afán de dar categoría literaria a la tradición oral zapoteca’ y 2. Que el relato sobre los binnigula’sa’ se lo oyó a Wilfrido C. Cruz ‘cinco años antes de que escribiera este libro [¿1928 o 29?], un trabajo en torno al mismo tema’. Es decir, lo oyó en la casa de Mesones en 1924, si suponemos que escribió el libro en el mismo año en que se publicó o quizá un año antes […]”.

 

Entre la primera edición de “Los hombres que...” de 1929 y la segunda de 1945 hubo cambios sustanciales, sin embargo, Henestrosa nunca aclara que los relatos fueron modificados.

 

Por cierto, en más de setenta años nunca se corrigió el último capítulo o sección que desde 1929 se titulaba “Cinco relatos míticos”, ahora (2003) “Cinco relatos de animales” y durante ese tiempo solamente han aparecido cuatro.

 

De la cruz, hace hincapié en esas diferencias: “Entre la primera edición y la segunda que realizó la Imprenta Universitaria en 1945, hubieron (sic) algunos hechos que afectaron la calidad de la obra: 1. El autor pasó de la edad de 23 a la de 39 años; 2. Wilfrido C. Cruz publicó el Tonalamatl zapoteco; 3. A raíz de la publicación de este libro, Henestrosa vivió una polémica, por su relato sobre los Binnigula’sa’, con sus paisanos; 4. En 1936 recibió la beca Guggenhein para estudiar en E.U. documentos en zapoteco; 5. Escribió y publicó Retrato de mi madre, un relato de raíz autobiográfica fechado en Nueva Orleáns en agosto de 1937, en donde alcanza el dominio del oficio y demuestra su maestría como narrador; y 6. Gabriel López Chiñas publica, en 1940, Vinnigulasa (cuentos de Juchitán) en donde retoma los temas de la tradición oral que antes había tratado Henestrosa y los rescribe.

 

“Creo que los hechos arriba enumerados influyeron para que Henestrosa preparara un edición con un mayor número de relatos y cambios sustanciales en cuanto a la calidad de los mismos […]. Además los relatos tienen un nuevo orden y se excluye uno que en 1929 apareció solito en el apartado de ‘La tenacidad’. La supresión del relato fallido sobre la cigarra y la iguana, incluida en este apartado, no afectó la calidad de la segunda edición; y sí nos muestra algo que se ha hecho evidente con el transcursos de los años: Henestrosa fracasa cuando incursiona en la ficción pura, sus mejores relatos siempre parten de temas tomados de la tradición oral o de hechos reales que él vio o vivió”.

Vistas: 574

Comentario de Jorge Hernandez Rodriguez el marzo 28, 2012 a las 10:23am

Estaba a punto de borrarme de la lista de Zapotecos del Mundo pero el nivel y rigor intelectual en los comentarios de la obra de Andrés Henestrosa me obligan a cambiar de opinion .

Felicito  a Victor de la Cruz y Juan Manuel Lopez Alegria por la claridad de sus comentarios.

Desde Paris. Jorge Hernandez

Comentario de Ulises el marzo 28, 2012 a las 12:11pm

Yo estoy apunto de borrarme por todo lo q mandan. Y no sé xq plagian obras juju.

Comentario de Máximo Saynes López el marzo 28, 2012 a las 7:10pm

Gracias por el artículo que ilustra y clarifica muy bien de la situación de quién es quién. Y en lo personal me invita a leer más sobre el tema.  

Comentario de JUAN DOMINGO LOPEZ LOPEZ el marzo 29, 2012 a las 12:03am

...no voy a los lugares a donde no me invitan, los abandono si hubiera alguno quien pudiera no quererme, para que se sienta a gusto, por que lo que es a mi no hay pena que me alcance, preparado estoy desde niño contra todo agravio, prevenido contra toda ofensa, desarmado en cambio para toda muestra de amistad y cariño verdadero.(Don Andrés Henestroza en su carta autobiográfica sobre el mi, dirigido a Alejandro Finisterre)

Que belleza filosófica y literaria, eso es lo que gusta de Andrés Henestroza... ¿por que afanarse en recrear una discusion ya ventilada, analizada y rebatida en su momento? y máxime cuando la persona ya esta ausente? o... cual es el trasfondo del asunto, por que los que ya conocemos del mismo no nos aporta nada nuevo.

Comentario de jose hinojosa el abril 11, 2012 a las 1:53pm

y hay mas de henestrosa, el tiempo sacara todo a la luz

Comentario de angel jimenez el abril 27, 2012 a las 7:53pm

¡NO!, NO HAY MAS HENOSTROSA. HASTA PRONTO

Comentario de rafael mayoral el diciembre 17, 2012 a las 8:31am

Henestroza en su libro inédito "El hombre al que dispersó la lengua" explica como Agustín Lara se inspiró en sus pláticas y textos para componer la mitad de sus canciones e incluso deja entrever que la marsellesa es de su autoría. Por tradición oral se sabe que en la próxima FIL Guadalajara aparece el texto.

Comentario de Tomás Matus Orozco el diciembre 17, 2012 a las 5:07pm

Dejen ver si entendí el contenido del comentario de Rafael Mayoral, aclaro, no he leído el mencionado "libro"...PERO, pretender Don Andrés, que el gran flaco de oro se haya inspirado en "sus pláticas y textos" para la composición de sus canciones¿?¿?, A mi modesto parecer, más que un desatino, es un verdadero horror, para incluso dejar entrever que la Marsellesa sea de su autoría¿?¿?, más que un horror, es un crímen , una locura:

La Marsellesa, según asienta la historia de la revolución Francesa, fue compuesta en la noche del 25 de abril de 1792 en la Ciudad de Estrasburgo, por un oficial Francés  de nombre Rouget de l´Isle...Dicho canto fue adoptado por los federados de Marsella que participaronen la insurrección de las Tullerías, el 10 de agosto del mismo año...Hoy día, La Marsellesa es el Himno Nacional de la grandiosa Fancia...y refleja las ansias de libertad del pueblo Francés....¡Vaya pues con el "libro Inédito"!...¿?...no contendrá igualmente entrelíneas, alguna pretensión o aseveración de que el "autor", sea el mismo del de la declaración de los derechos del hombre el documento más importante de la revolución Francesa, emitido el 7 de agosto de 17899...¿?¿?...de locos, no?

Comentario de JUAN DOMINGO LOPEZ LOPEZ el diciembre 17, 2012 a las 9:31pm

la obra de Don Andres la conozco desde pequeño, por dicho motivo el comentario de rafael mayoral no me parece mas que una vacilada.

Comentario

¡Tienes que ser miembro de ZAPOTECOS DEL MUNDO para agregar comentarios!

Únete a ZAPOTECOS DEL MUNDO

Insignia

Cargando…

Publicaciones de blog

sobre el plagio de César López

Publicado por Irma Pineda el abril 13, 2010 a las 11:33am 5 Comentarios

PARA DIATRIBAS LAS DE RANCHU GUVIÑHA

Publicado por Josué Dante el noviembre 30, 1999 a las 12:00pm 2 Comentarios

BESOS OLVIDADOS.......

Publicado por MARIANAN TOLEDO el febrero 5, 2014 a las 11:00am 3 Comentarios

DIDXA YAAUI: CHARADA.

Publicado por Leticia Flores Felipe el febrero 6, 2014 a las 9:00am 2 Comentarios

ILUSION

Publicado por Jose Guillermo Mathus Morales el marzo 8, 2014 a las 10:48am 21 Comentarios

Señora de los años

Publicado por Jose Guillermo Mathus Morales el febrero 18, 2014 a las 1:13pm 2 Comentarios

© Historias, poemas y otras contribuciones pertenecen al autor. El resto pertenece a http://zapotecosdelmundo.ning.com/
Los derechos y contenidos de este sitio web están registrados en SafeCreative, y mientras no se indique lo contrario, se pueden utilizar y distribuir de acuerdo a la siguiente licencia.


Safe Creative #0905230099735

NO AL PLAGIO

© 2019   Creada por Angel_Guixhiro'.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio