Sra. Esperanza.
 
Que este usted bien, suspirosa y regurgitante de fe por donde quiera que ande con sus aventuras, con sus reclamos interminables y sus aullidos de justicia que nunca cesan… vuelvo a agradecerle el regalo de sus libros... realmente fue muy significativo para mi el conocer sobre el movimiento del “magonismo”, cuantas cosas se hallan en silencio en nuestra historia, cuanto desconocimiento tenemos de nuestro pasado y eso nos define, nos esta definiendo... realmente me conmovió el hecho de imaginarme todas esas personas dignas y valientes de luchar por la justicia y respeto, realmente el tiempo les debe mucho a los héroes sin rostro de los cuales nuestra historia esta llena, les debemos tanto; somos deudores inconscientes, me apunto como deudor... 
 
Me atrevo a comentar: en su libro (sobre la vida y lucha de Ricardo Flores Magón) se nota esa emoción al escribir (una fuerza adolescente), su lenguaje es sencillo y sus imágenes  poderosas, ahí estaba yo imaginándome esas luchas, esas reuniones, a aquellos  indígenas escuchando los mensajes de rebelión que gritaba el periódico “magonista”... despertando a los oprimidos del shock de ser esclavos, animales domesticados; hombres inhabilitados en su esencia, reducidos a organismos dirigidos a obedecer...
 
Según entiendo fue un movimiento muy fuerte a nivel nacional e internacional... un incendio, un huracán, un tornado que sacudió los sesos de los poderosos de aquella época, significaban riesgo para las clases de hegemonía y concentración de riquezas y en esa medida fueron debilitados y fragmentados... como una novela épica, trágica, eterna... me conmueven las muertes de esos hombres, me imagino el asesinato de Flores Magòn en una cárcel extranjera, ya encarcelado fue asesinado, tanto le temían... y mas... fue una época donde el sueño del indio oprimido se hizo más  posible que nunca, esa fuerza para pedir lo que le pertenece, por naturaleza o por divinidad, o simplemente por la condición de ser “hombres”... pero una batallas más ganada por los tiranos... cuento de brujas y diablos...
 
Somos mas, la mayoría de mexicanos “pobres”, “jodidos”, “violados”, “chingados”, “ultrajados”, “humillados”, mendigando nuestro propio suelo, el suelo de nuestros antepasados, somos más, muchos, bastantes, hartos... nos contamos por racimos de millares, de millones, pero callados, dolidos y callados, con ligeros quejidos (que algunos que llaman “lideres” abanderan para matarse el hambre; pero hay otro, los cuales, por ahí, en los bosques, en las sierras, como "coyotes dañeros", a los que se les denominan "revoltosos" peleando por la causa indígena: el derecho a la igualdad y al respeto a la tierra y a la libertad, aspectos fundamentales y primarios de toda persona…
 

Sin embargo, si revisamos esa misma historia, la pública y la reprimida, nos daremos cuenta de muchas cosas... la principal, sobre las "conciencias", nuestro pueblo ha sido ultrajado desde la edad del mismo tiempo, la historia mexicana debiera dividirse en antes de la conquista y después de al conquista (el mexicano esta definido por esa división del tiempo), yo creo que mi pueblo, nuestro pueblo, en toda su idiosincrasia, trasmitida subliminalmente o por genética (¿gran pregunta verdad?) tiene una forma de pensar, de ser, de responder, desde la etnopsicologia y cosmovisión de Ser mexicano corresponden determinadas características, que incluso nos mantienen en una pasividad política y en una condición de estancamiento social párenme, perpetuado...

ME GUSTA LA ANARQUIA, ME GUSTA LA MANIFESTACIÒN, pero mas me gusta UNA CONCIENCIA EDUCADA A PENSAR... no hay más, las experiencias de nuestro país, la sangre de tanta gente valiosa y valiente nos dicen que se debe intentar otra forma de revolucionar nuestro entorno, nuestra realidad social... la conciencia de nuestro pueblo nos grita esa necesidad... "educar al oprimido, despertar su conciencia condicionada al hambre y al miedo y veras...", por que analice bien Doña esperanza; es muy diferente tomar un machete con el hígado o el estomago, a tomar un machete con el cerebro, hígado y estomago... las luchas emocionales nos llevan al exterminio, ¿y son necesarias? creo que si, pero las conciencias deben ser reforzadas, las percepciones de las cosas y del sí mismo debe ser modificada... no veo más... me gusta la propuesta filosófica de de Gramsci, de Fraire, de Dewey... me gusta la fuerza espiritual y firme de Flores Magòn, del zapatismo, ¿que mezcla no cree?... nuestra realidad es compleja, sus soluciones deben ir en ese nivel de exigencia...
 
Hay monstruosos represores en nuestro sistema: la escuela domestica, la iglesia reprime y controla y el estado nos controla y somete a sus leyes; inventos capitalistas...he ahí el reto... organizaciones civiles, personas comprometidas, lideres auténticos y reales y comprometidos con el “vulnerable”, “el indígena”, “el reprimido”, “el abusado”, “el violado”, los cuales deben retomar el cambio verdadero desde otra postura trascendental, desde la individualidad, que el sujeto escuche su voz, una voz propia; yo creo que desde una educación y des-estructuración y re-estructuración de conciencias solo es posible el cambio duradero y real... no me puedo imaginar otro camino que nuestra historia nos haya enseñado... en México nunca ha existido movimientos de este tipos, fundamentados en una revolución individual, que por lo mismo se cohesiona como comunidad... así mismo se puede realizar la resurrección a nuestros héroes que nunca han muerto, ya sea de padre a hijo, por folletos, platicas, o regalando  un libro a alguien  donde mencionen a tanto héroe anónimo de nuestra tierra, y que su sangre se ha vuelto suelo, este suelo que hoy pisamos y que mojamos de lagrimas...

Los falsos lideres no pueden representar nuestra hambre de justicia, por que ellos pelean con sus discursos, los cuales son presa fácil del poder que falsamente rechazan, las masas de dolidos ciudadanos son expropiados en su misma necesidad y en su esperanza de acceder a una vida digna, pero esto nunca se lograra cuando su voz no sea de el, esto nunca será real cuando el no pida por si mismo, hasta que el individuo se defienda con la razón, hasta ahí dejara de ser esclavo de su esclavitud


Recalco de nuevo Sra. Esperanza, muy buen libro... además un gusto conocerle con otros atuendos, es que me había acostumbrado a verla siempre de túnica gris y con falsos relucientes... que este bien... y que continúe en esa búsqueda por encontrar señales para el cambió…

Cumplo mis comentarios...
 

Vistas: 6

Comentario de Noemí Carrizo el marzo 31, 2011 a las 12:23pm
Creo que en definitiva hay señales para el cambio si esta señora no se cambia de ropa!.
Comentario de JUANCARLOS CABRERA el marzo 31, 2011 a las 4:44pm

BUEN ESCRITO, A VECES TODOS EN EL PAÌS QUISIERAMOS QUE NOS VISITARA ESA SEÑORA, PERO LAS QUE NOS VISITAN MA SEGUIDO SON: DOÑA CORRUPCIA, DOÑA INCOMPETENCIA, DOÑA INEPTICIA...

 

RECIBA UN SALUDO

Comentario

¡Tienes que ser miembro de ZAPOTECOS DEL MUNDO para agregar comentarios!

Únete a ZAPOTECOS DEL MUNDO

Insignia

Cargando…

Publicaciones de blog

sobre el plagio de César López

Publicado por Irma Pineda el abril 13, 2010 a las 11:33am 5 Comentarios

PARA DIATRIBAS LAS DE RANCHU GUVIÑHA

Publicado por Josué Dante el noviembre 30, 1999 a las 12:00pm 2 Comentarios

BESOS OLVIDADOS.......

Publicado por MARIANAN TOLEDO el febrero 5, 2014 a las 11:00am 3 Comentarios

DIDXA YAAUI: CHARADA.

Publicado por Leticia Flores Felipe el febrero 6, 2014 a las 9:00am 2 Comentarios

ILUSION

Publicado por Jose Guillermo Mathus Morales el marzo 8, 2014 a las 10:48am 21 Comentarios

Señora de los años

Publicado por Jose Guillermo Mathus Morales el febrero 18, 2014 a las 1:13pm 2 Comentarios

© Historias, poemas y otras contribuciones pertenecen al autor. El resto pertenece a http://zapotecosdelmundo.ning.com/
Los derechos y contenidos de este sitio web están registrados en SafeCreative, y mientras no se indique lo contrario, se pueden utilizar y distribuir de acuerdo a la siguiente licencia.


Safe Creative #0905230099735

NO AL PLAGIO

© 2019   Creada por Angel_Guixhiro'.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio