Los rostros del cerro nebuloso

 

Por: César Rito Salinas

 

Sobre esta piedra edificarás mi iglesia

 

Uno

 

Los montes poblados de una selva baja anticipan el mar. La tierra se incendia en ira y soledades. Para mayo todo es canto de cigarras. En junio revienta el verde, los plenos poderes de la vida que regeneran alvéolos y esperanzas.

Los rostros emergen del cerro nebuloso, el agua cae oronda sobre el ramaje de la parota como la solidaridad repentina y contundente, inesperada, entre los hombres.

Entre la gente sencilla moran las palabras antiguas, que se nombraron en otro tiempo y nos dieron la tierra, de las que se dijeron y nos dieron la vida, de aquellas desde donde venimos, de las que nos nombran y logran que seamos: Mixtepec, Denicahue.

Desde esta lejanía nebulosa se presiente el mar;  anticipamos el rigor de las jornadas  salinas desde la brevedad dulce del fruto del almendro.

Lo que anticipa el mundo baja por estas laderas. Pedro levantó una iglesia pródiga: convoca a todas horas el canto de las aves el andar breve y ceremonioso de las mujeres; sonrisa franca de los hombres: la amistad sincera.

En esta tierra a mitad del año las nubes que descienden hasta casi tocarlas reparten bendiciones a bestias y cristianos y el mundo que antes ardía en calores y desgracias vuelve a ser un sitio posible.

La palmera, generosa, saluda al paso del viento fresco, como quien rinde homenaje sincero a las deidades necesarias.

La sinceridad del adobe está en el rojo de los tejados y el blanco de los muros que levantan las casas donde moran mujeres y hombres dedicados al esfuerzo cotidiano de alimentar esta tierra con esfuerzo y sudores.

El viento corre por estas calles entre faldas y casas, tejados y árboles, personas que guardan un saludo cordial para el extraño que llega por vez primera a esta tierra. 

En el monte cunde el canto del zanate, y el hombre se prodiga en la milpa mientras la rosa en la ventana aguarda, sincera, la llegada de una mano generosa de varón que la deposite ligera en los cabellos perfumados de una mujer enamorada.

 

 

Dos

Acercarse al trabajo de un fotógrafo es descubrir que lo cotidiano que nos rodea está lleno de trascendencia y grandeza, incluso contra nuestra misma voluntad de seres inferiores. Desde luego, pienso que la fotografía roba nuestra alma, que está dotada de grandeza. Y, al imprimirse la placa, y quedar enmarcado el momento, se transmite esa grandeza a quien observa la foto.

El hombre, por naturaleza, pertenece a un tiempo y a un espacio. Esa es su fatalidad: ser un tiempo y un espacio. Y, desde todos los tiempos, el hombre intenta trascender esa condición que lo limita.

Por eso se crearon las artes, para hacer trascender al hombre a otros tiempos y otros espacios sin dejar de pertenecer al que le corresponde su existir.

Sólo recordemos lo que sentimos cuando en nuestro sillón preferido nos entregamos por entero a la lectura de un libro. Pareciera que en ese momento se detiene el tiempo, dijo en una ocasión Andrés Henestrosa.

Imaginemos nuestro sentimiento cuando asistimos a una sala cinematográfica y la película exhibida nos atrapa en su trama: tal parece que no quisiéramos que se acabara nunca aquello que vemos y escuchamos desde esa oscuridad desde donde se proyecta el cine.

Las artes nos permiten cobrar libertad en cuerpo y alma. Y así recorremos tiempos y lugares, conocemos a personas de distintos sitios y hasta creemos conversar con ellas.

Esa magia tiene la fotografía, que es una de las bellas artes: detiene el tiempo porque en verdad roba el espíritu no de quien está fotografiado sino de quien está mirando.

Al ver las imágenes de otro tiempo que pertenecen al sitio que vieron nuestros ojos desde nuestros años de la infancia, nuestro pueblo, el espíritu se remonta y va hacia aquellos tiempos que habitaron los personajes de las imágenes mostradas: realizamos un viaje en lo imaginario.

Por estas mismas calles caminaron otras gentes ahora ya fallecidas. La fotografía permite abolir nuestra naturaleza de esa tiranía llamada tiempo, la finitud, la muerte, y que todos seamos al mirarlas una sola expresión humana en un mismo momento.

De alguna manera el trabajo del fotógrafo es contra natura: aquí no existe la muerte. Los rostros de personas que habitaron en este sitio hará muchos años regresan como si fueran nuestros vecinos que nos dicen por la mañana buenos días, aunque ya hace mucho tiempo que no están con nosotros.

 

 

 

Las imágenes que observamos por vez primera en los días de la infancia cobran vigencia porque se instalan en la memoria colectiva. Observamos las imágenes y le damos forma a los relatos que nos contaron los abuelos y nuestros padres, la gente mayor, de lo que aquí ocurrió en otro tiempo.

Recobrar la memoria de un pueblo es recuperar el origen. Saber nuestro origen es contar con un destino. De aquí somos, de esto venimos y hacia esto vamos. La memoria otorga trayectoria a las comunidades.

Trabajos, luchas y esfuerzos, soledades, no quedarán en el olvido. La desmemoria. Y todo esfuerzo de un pueblo tiene recompensa, agiliza la llegada de días mejores.

 

 

San Pedro Mixtepec, junio de 20011. 

Vistas: 5

Comentario de mario olivera el junio 21, 2011 a las 10:42am
en verdad sabias son tus palabras, saludos y buen dia.
Comentario de Noemí Carrizo el junio 21, 2011 a las 10:58am

Coincido contigo! sobre todo en eso de las imagenes que grabamos en nuestra mente.

Que bueno es leerte siempre!

Comentario de Gisela Santibáñez Calderón el junio 21, 2011 a las 2:44pm

Qué bella descripción de la fotografía.

 

Comentario

¡Tienes que ser miembro de ZAPOTECOS DEL MUNDO para agregar comentarios!

Únete a ZAPOTECOS DEL MUNDO

Insignia

Cargando…

Publicaciones de blog

sobre el plagio de César López

Publicado por Irma Pineda el abril 13, 2010 a las 11:33am 5 Comentarios

PARA DIATRIBAS LAS DE RANCHU GUVIÑHA

Publicado por Josué Dante el noviembre 30, 1999 a las 12:00pm 2 Comentarios

BESOS OLVIDADOS.......

Publicado por MARIANAN TOLEDO el febrero 5, 2014 a las 11:00am 3 Comentarios

DIDXA YAAUI: CHARADA.

Publicado por Leticia Flores Felipe el febrero 6, 2014 a las 9:00am 2 Comentarios

ILUSION

Publicado por Jose Guillermo Mathus Morales el marzo 8, 2014 a las 10:48am 21 Comentarios

Señora de los años

Publicado por Jose Guillermo Mathus Morales el febrero 18, 2014 a las 1:13pm 2 Comentarios

© Historias, poemas y otras contribuciones pertenecen al autor. El resto pertenece a http://zapotecosdelmundo.ning.com/
Los derechos y contenidos de este sitio web están registrados en SafeCreative, y mientras no se indique lo contrario, se pueden utilizar y distribuir de acuerdo a la siguiente licencia.


Safe Creative #0905230099735

NO AL PLAGIO

© 2018   Creada por Angel_Guixhiro'.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio