Mas de Alejandro Cruz, recopilacion de Manuel Yela, el fabulista de Ixtepec.

LAS MENTIRAS DE MANUEL YELA, como lamayoria de sus trabajos esta fue una recopilación de la historia oral de su pueblo, San Jerónimo, Ixtepec.

Manuel Yela se caracterizaba por sus ademanes, su voz, su buen humor para contar sus historias.

El guendaruzá’ diidxaxhiihui’, es el término que utilizó Fray Juan de córdova para explicar el arte de contar mentiras, de hacer mentiras. La mentira no es dolosa, mucho menos intencionada, es el arte de contar sucesos fantásticos, que de antemano sabemos que nos son reales pero les damos credibilidad.

No me importó, al hacer este trabajo, la originalidad de Manuel en sus historias, sino que por atribuírsele a él en Ixtepec, se consigna un relator, pero en el Istmo de Tehuantepec, donde la mentira es un género literario oral, es común que las historias se conozcan en otros puntos de la región y en cada lugar se le atribuya a determinada persona la creación, sin embargo, no hay autores para un género colectivo, al menos que se piense en el autor colectivo de los géneros literarios que las etnias defienden, que es la misma comunidad.

I

Como se crió en casa de su tío Paciano Palomec que tenía ganado, Manuel Yela aprendió a torear. Dicen que toreaba muy bien que hasta los pueblos del Istmo supieron de su fama de buen torero.

En una ocasión, los habitantes de la población de Ranchu Gubiña (Unión Hidalgo), lo invitaron a torear en la fiesta del Santo Patrón y contaba Manuel que en el ruedo, hecho de horcones y polines, en frente de él, había una señora que daba de mamar a su hijo como de diez meses de nacido. Mientras contaba esto, Manuel Yela recordando esa fecha, hacía los movimientos de torero: un ooole y hacía un cambio, ooole y tendía las manos como si estuviera frente a un toro y decía: Aja toro, órale bonito, y le chasqueaba la boca y avanzaba un pie, se ponía de lado y siempre invitando al toro. Decía Manuel Yela que esa tarde toreó tan bonito que la gente le aplaudió tanto, pero lo que más emocionó fue que el niño dejó el pecho materno y gritó: “Viva Manuel Palomec” y siguió mamando.

Versión de Jesús Hernández
4ª sección, Cd. Ixtepec, Oax.


II

San Jerónimo es mi pueblo y es tan bonito que nunca me voy a ir a vivir a otro lado. Decía Manuel Yela Cuando se inundo el río, la gente que vive al otro lado, en Cheguigo, pasa al pueblo por el puente del tren. Ese puente está un poco al sur de la iglesia de nuestro Santo Patrono.

Dijo que nunca se iba a ir de aquí, pero un día fue a México. Llegó en el tren y se bajó cuando dijeron que esa era la terminal, que ya estaban en la ciudad. Pero había tanta gente, tanto carro, tanta casa, dijo, que ya no cabía él. y a lo mejor se perdía y se regresó. Se metió otra vez a la estación y pidió un boleto de regreso a San Jerónimo, ya no había, ¡en México también se acaban los boletos! y ahora ¿qué hago? pensó Manuel, pero adelantito vió una tienda y listo como era, inteligente como era, porque era meñú, que le dice a la señora que vendía: “véndeme dos jabón oro, de ese jabón en barra, ¡gruesote! y que lo pone bajo su huarache, se subió a la vía y se vino toda la vía desde México hasta San Jerónimo. No se lo vas a creer pero al llegar al puente que se baja de la vía, todavía quedaba una tejita de jabón, con esa se bañó en el río.

Versión de Emilio Enríquez
4 sección, Cd. Ixtepec, Oax.

IMAGINERIAS, Cuentos para niños recreados de historias de su pueblo.

LA NUTRIA

Te contaré, Tania, de un perro que vive en el agua. En nuestro pueblo vivió en el río cuando ni tu ni yo habíamos nacido. Los viejos nos lo cuentan, Tania y como dijo el poeta, los viejos son los que más saben.

Dicen los viejos, Tania, que cuando la montaña se alegró del mundo y de las aves y de las flores, de su risa brotó agua, pero en nuestro pueblo, el río no tenía piedras, apenas una que otra, pues los peces, algunos, tenían muchas escamas aunque otros anduvieran desnudos.

Pero nuestro río, ese que apenas es un hilo de agua entre las piedras, fue caudaloso. En su ribera crecían hortalizas y flores en su corriente, además de flores y peces de colores, había nutrias y los viejos las llamaron perro de agua. Lloraban como mujer y les gustaba revolcarse en la arena.

Dicen los viejos, Tania, y debemos aprender de ellos, que en donde ellas salían, las nutrias, era en la parte llamada piedra bola y en ese montón de piedras se acostaban al sol y se volvían a meter al agua. Así jugaban.

Los viejos saben mucho, dicen que en 1928, se inundó el pueblo y se llevó hortalizas y flores, pero las nutrias siguieron viviendo en la piedra bola.

Los viejos lo volvieron a ver en 1944. Se inundó otra vez nuestro pueblo. La gente, mis abuelos, mis tíos y los tíos abuelos de otras personas sacaron al Santo de la Iglesia y lo bajaron al río enojado, cuentan que dejó de llover y las aguas se retiraron del pueblo. En esa ocasión no solamente dejó piedras donde hubo papas y cilantro y arena donde hubo gladiolas y lirios sino que se llevó las nutrias.

Los abuelos lo cuentan, Tania, y ellos saben tanto. Cuando vamos al barrio de Cheguigo, que está al otro lado del río y escuchamos en la noche gemidos de mujer, no te espantes, Tania, que no es ninguna alma en pena, son las nutrias que regresan a jugar contigo, para que las conozcas.

Los viejos lo saben todo, Tania, menos que tienes una amiga nutria.

LUCIÉRNAGAS

¿ Sabes que el amor es un duende, hijo del espíritu del monte? ¿No lo sabías, Tania? Dicen que cuando creció el río y se volvió adulto, perdió la gracia de los niños y se puso serio y las penas que tenía escondidas en forma de piedritas, no lo dejaban cantar.

En las noches, su corriente no reflejaba la luz de la luna y a los pobladores que habitaban su ribera les daba miedo bajar en la noche. Una pareja de jóvenes, enamorados ellos, buscaban su ribera para dejar escapar su juventud en besos y sueños y aunque tenían miedo, lo hacían bolitas que guardaban en el morral de ixtle del muchacho.

Una noche, Tania, en que los jóvenes bajaron a platicar su amor, la noche se volvió seria como el río y los jóvenes tuvieron mucho miedo, el espíritu del monte desenrolló el petate que cubría el cielo y las estrellas se asomaron. Cuando los jóvenes vieron las estrellas en el cielo, su amor se alumbró como faroles de la fiesta del Santo Patrono y el muchacho quiso atrapar una para su amor y buscó por la ribera un puntal que alcanzara la estrella.

Cuando encontró un árbol de palo blanco, desprendió una horqueta y alcanzó una estrella como si fuera una pitahaya pero la estrella se cayó y se rompió en mil pedazos.

La joven iba a llorar por la estrella rota cuando vió que de sus pedazos brotaban infinidad de luces que volaba

la corriente del río y otras que incendiaban las cuevas de los armadillos y otros que alumbraban los hoyos de las iguanas y otros más que se posaron en el pelo de la muchacha que así lució su cabello nocturno.

El joven detuvo en la horqueta diez de esos cocuyos, luciérnagas le llamaron los viejos, y significó felicidad de enamorados. El Espíritu del Monte, así premió aquel amor de jóvenes.

Cuando crezcas, Tania, y sepas del amor, escucha la voz del espíritu del monte que así sabe contar historias de amores y luciérnagas.

Vistas: 14

Comentario de Beatriz Cruz López el julio 15, 2009 a las 6:36pm
Hermosos ejemplos de literatura oral.
¡Gracias por compartirlos!

Comentario

¡Tienes que ser miembro de ZAPOTECOS DEL MUNDO para agregar comentarios!

Únete a ZAPOTECOS DEL MUNDO

Insignia

Cargando…

Publicaciones de blog

sobre el plagio de César López

Publicado por Irma Pineda el abril 13, 2010 a las 11:33am 5 Comentarios

PARA DIATRIBAS LAS DE RANCHU GUVIÑHA

Publicado por Josué Dante el noviembre 30, 1999 a las 12:00pm 2 Comentarios

BESOS OLVIDADOS.......

Publicado por MARIANAN TOLEDO el febrero 5, 2014 a las 11:00am 3 Comentarios

DIDXA YAAUI: CHARADA.

Publicado por Leticia Flores Felipe el febrero 6, 2014 a las 9:00am 2 Comentarios

ILUSION

Publicado por Jose Guillermo Mathus Morales el marzo 8, 2014 a las 10:48am 21 Comentarios

Señora de los años

Publicado por Jose Guillermo Mathus Morales el febrero 18, 2014 a las 1:13pm 2 Comentarios

© Historias, poemas y otras contribuciones pertenecen al autor. El resto pertenece a http://zapotecosdelmundo.ning.com/
Los derechos y contenidos de este sitio web están registrados en SafeCreative, y mientras no se indique lo contrario, se pueden utilizar y distribuir de acuerdo a la siguiente licencia.


Safe Creative #0905230099735

NO AL PLAGIO

© 2018   Creada por Angel_Guixhiro'.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio