¿Serà que pasa esto en el Istmo de Tehuantepec? El control de las mentes.

by Warache Radio

Consumismo 3Todos los días, durante las 24 horas, hay un ejército invisible que apunta a tu cerebro: no utiliza tanques, aviones ni misiles, sino información direccionada y manipulada por medio de imágenes y titulares. No lo sabes, ni siquiera lo sospechas, pero estás metido dentro de una guerra. Invisible, cruenta, devastadora, silenciosa, que todos los días te convierte en víctima y en victimario de un sistema que ya no necesita matar físicamente para dominar.

 Te vigilan, tu conducta está siendo chequeada, monitoreada, y controlada por expertos. Te bombardean, a diario, no para matarte sino para colonizar tus pensamientos y tus emociones.  No lo sabes, pero eres el nuevo soldado, y a su vez el blanco táctico de las operaciones psicológicas pensadas para vender productos, eres el individuo-masa de la ideología consumista nivelada planetariamente como estrategia de mercado por las trasnacionales capitalistas.
Te vigilan, manejan tus emociones por control remoto, te venden desde adrenalina y pensamiento positivo hasta productos y entretenimiento por la pantalla de TV. Te hacen sentir libre robando tu libertad. Eres un blanco móvil, quieren exterminar tu cerebro, quieren castrar tu capacidad reflexiva, quieren matar tu pensamiento crítico, quieren blindar tu libertad de elegir, convertirte en un consumidor mutante.
No lo sabes, pero estás en guerra, y las batallas ya no se desarrollan en espacios lejanos, sino en tu propia cabeza. El objetivo ya no es matarte, sino controlarte para convertirte en un zombie de la sociedad de consumo. Las balas ya no apuntan a tu cuerpo, sino a tus contradicciones y vulnerabilidades psicológicas. Los titulares, las imágenes direccionadas, la información manipulada,  son los misiles de última generación que las grandes cadenas mediáticas y la publicidad disparan con demoledora precisión sobre tu cerebro convertido en teatro de operaciones de la sociedad de consumo.
Buscamos protección, buscamos información, ellos controlan, manejan satélites, tecnología informática, manejan la imagen, manejan el poder,  imponen su visión como si fuera la del conjunto, venden su realidad como si fuera la tuya, el mundo es éste, tus percepciones son falsas,  consume, la tecnología te ama. Eres rastreado y espiado a diario, buscan tus huellas para conocerte, exploran tus emociones, tus miedos, buscan puntos débiles, quieren implantarte su mundo como si fuera el tuyo, convertirte en un cobayo domesticado de su sociedad de consumo.
Te espían, te rastrean, son los vigilantes del cíberespacio, te pueden hacer una foto por satélite a dos mil kilómetros con si estuvieran a un metro tuyo. El planeta es una gran prisión controlada por sus computadoras, tu vida no tiene secretos, deben saber como piensas, para convertirte en un ciudadano políticamente correcto, en un pacifista tolerante que solo relata y consume la verdad oficial.
No lo sabes, pero cuando consumes sociedad de consumo por coacción psicológica te conviertes en individuo-masa, te conviertes en un “soldado cooperante” de los planes de dominio y control social establecidos por el capitalismo trasnacional que se inventó una “civilización” solo para vender productos. No lo sabes, pero eres el blanco de operaciones psicológicas extremas que buscan convertirte en un alienado programado (AP), cuyo cerebro no está diseñado para pensar sino para consumir.
Compra, compra, ellos necesitan vender para seguir dominando, compra, compra, si tu no compras, si tu no consumes ellos no existen. En el capitalismo todo se compra y se vende, incluso tu cerebro, que tiene un valor de mercado en las estadísticas del control mental.
Estás en medio de una guerra y eres el blanco principal, pero no lo sabes. Las operaciones ya no se trazan a partir de la colonización militar para controlar un territorio, sino a partir  de la colonización mental para controlar tus emociones y direccionar tu conducta.
Los objetivos ya no son militares: En la guerra en que estás metido, ya no se se pelea por territorios sino por mercados. Tu cerebro es la materia prima.  Y quien se apodera de los cerebros, se apodera de los mercados. El planeta ya no se divide por fronteras territoriales, sino por fronteras comerciales.
Compra, compra, te controlan para que consumas, mientras el sistema engorda, se nutre de lo que tu consumes.
Si tu no compras, si tu no votas periódicamente, si tu no legitimas su sociedad de consumo, se derrumba su imperio, se derrumban sus bancos, estallan sus corporaciones, se quedan sin gasolina sus tanques, aviones y submarinos, se paralizan sus metrópolis, colapsan sus sociedades de consumo, se derrumba su decadente civilización de la compra y venta.
Consume, consume, tu cerebro no está programado para pensar sino para consumir.
Los dueños del manicomio capitalista te vigilan, te adoctrinan sin que te des cuenta, imponen sus objetivos como si fueran los tuyos, su supervivencia depende de que estés adoctrinado, con tu cerebro lavado, que compres seguridad y adrenalina como si fueran tu alimento diario.Te controlan, compra, compra, ellos venden y tu compras, desde productos hasta su visión macrocósmica del mundo que luces como si fuera tuya.
Eres un blanco móvil de la sociedad de consumo, de la sobredosis de información y entretenimiento orientados a reducir cerebros y a engordar la rentabilidad de las grandes corporaciones que a diario te convierten en un nicho de oferta y demanda, en un segmento más del mercado.La ecuación es simple, tu compras y ellos venden. Para ello deben sobreimpmir su programa en tu mente, deben rediseñar tu psicología, tus creencias, tus emociones, deben convertirte en un zombie saturado de tecnología digital.
No debes pensar, solo consumir, consumir, programas, música fashion, presidentes, jabones, ídolos mediáticos que te adoctrinen, que te reafirmen en la manada, eres un zombie, tu libertad no existe, estás bajo control. Compra, compra, esa es la idea fuerza que la “sociedad de la información” imprimió en tu psicología al nacer. Ellos no te necesitan para que pienses sino para que consumas, productos, teorías de dominio blando, democracia, pacifismo, presidentes, necesitan tu cerebro, para consumir a tiempo completo, hasta que te reemplacen definitivamente por un microchip.
No lo sabes, ni siquiera lo sospechas, pero estás metido dentro de una guerra. Invisible, cruenta, devastadora, silenciosa, que todos los días te convierte en víctima y en victimario de un sistema que ya no necesita matar físicamente para dominar. La máxima conspiración histórica se ha hecho realidad: El dominador desapareció de escena, puedes hacer lo que quieras, tu prisión es tu propia libertad.
No lo sabes, pero estás metido dentro de la Guerra de Cuarta Generación. Bienvenido al mundo Orwell.
Manuel Freytas es periodista, investigador, analista de estructuras del poder, especialista en inteligencia y comunicación estratégica. Es uno de los autores más difundidos y referenciados en la Web.

Vistas: 571

Comentario de Jose Guillermo Mathus Morales el diciembre 25, 2012 a las 10:27am
Se encubre como globalización. Antes el niño hasta los seis años solo recibía información de sus padres y de su familia, ahora, apenas se sientan, de inmediato les prenden el televisor. Se inicia la colonización.
Comentario de Nicolàs Garcìa Martìnez el diciembre 25, 2012 a las 10:57am

que pdre no?......... pero aùn algunos no han caido o eso creemos ......... algunos aprenden de sus maestros a bloqueos carretros y cosa asi..............

Comentario de Juan M. Cruz el diciembre 25, 2012 a las 12:05pm

Ya nada mas falto que dijera: LLEVE, LLEVE LLEVE, BARA, BARA, BARA, Si vamos a vivir en una sociedad enferma de miiedo, o si le vamos a creer a Pedro Ferriz con un mundo nos vigila, creo que estamos fritos porque ni todo es tan malo o tan bueno como parece.

Comentario de Tomás López Chiñas el diciembre 25, 2012 a las 2:56pm

Ciriaco, un abrazo de paisano y una humilde opinión: El artículo está un tanto exagerado, inclinado hacia el extremo de considerar a los comerciantes o productores como unos engañadores y aún victimarios de la sociedad. La población necesita cubrir sus necesidades y alguien tiene que encargarse de la producción y distribución de los recursos. Si se lo dejamos todo a cargo del gobierno, (que produzca y reparta todo),  enseguida van a surgir los astutos (líderes y políticos encargados del reparto) que apoyados por su poder van a quedarse con la mayor parte de los recursos mientras la población, condenada al racionamiento, hace largas filas frente a un centro de distribución semivacío. Además, en una economía de libre mercado, uno puede decidir hasta cierto punto no comprar tal o cual cosa porque para eso existe la libertad de escoger lo que quieres comprar. De la misma manera puedes escoger no ver televisión. Así nadie te va a meter ideas en el cerebro. La tele no es indispensable, yo en lo personal no tengo tele en la casa; no la vemos absolutamente. No sé quiénes son los jugadores de la selección nacional de futbol, detesto las telenovelas, y no tenía ni la más remota idea de quien era Jenny Rivera hasta que se produjo su muerte. Me enteré de eso por este medio. Ahora bien, si trabajas y trabajas para ganar tu dinero, es lógico que quieras gastar una parte de él en lo que más te guste (convencido o no por los comerciales), aunque lo que compres sea un producto de alguien que va a obtener ganancias al ofrecértelo, ¿o es preferible guardar celosamente el dinero, pasando hambre y privaciones, llevando la vida miserable que llevaron los famosos ricos y tacaños de nuestros pueblos para que ya muerto el anciano vengan los yernos o las nueras a gastárselo todo a manos llenas? Todo tiene un límite y es mejor tratar de llegar al término medio. Ni muy muy, ni tan tan. El escenario que describe el artículo es de miedo, un miedo psicológico que no tiene ningún fundamento, como el  de la supuesta profecía del fin del mundo que todos sabíamos era un truco para atraer turistas a la zona maya. De nuevo un cordial saludo.  

Comentario de Tomás Matus Orozco el diciembre 25, 2012 a las 5:09pm

El artículo de marras es exactamente igual a los mecanismos de promoción y venta de los mercados de la globalización, sueltan una promoción publicitaria y la repiten y repiten y repiten, una y mil veces al día...chingue y chingue y chingue y más chingue..Ciríaco...el tal Manuel Freytas quesque investigador y periodista es un pendejo, un pendejo esférico, o sea un pendejo por donde lo mires...inicia el artículo de marras con una péndejada...y la repite y repite y repite....¡vaya periodista!...Reitero...Es un Pendejo y punto.

Saludos mi buen Ciríaco

Comentario de Ciriaco G el diciembre 25, 2012 a las 9:49pm

Gracias por el saludo

Comentario de raul.lopezv el diciembre 26, 2012 a las 5:19am

Este tipo especial de esclavitud es muy sutil para quienes vivimos en ella. Las estructuras de pensamiento no permiten ver mas allá de "así son las cosas", se requiere de un enorme esfuerzo intelectual entender opiniones como las de Manuel Freytas.

Es necesario ver el bosque. Nuestros nietos, o los nietos de ellos tendrán una perspectiva diferente y entenderán (tengo la esperanza) al consumismo como una aberración en el desarrollo de la humanidad.

Parafraseando a no recuerdo quién: esto no es democracia, es libre mercado.

Saludos Ciríaco G.

Comentario de fernando lopez chiñas el diciembre 26, 2012 a las 7:35am

Se necesita un poco más de soltura visual para enfocar bien las cosas, cierto que la supuesta decisión está en manos de los ciudadanos, pero, con escasa visión, poca capacidad de razonar y nula responsabilidad en el “andar sobre esta senda hirsuta, tal decisión de elección no existe. Tal vez sea exagerada el decir que los comerciantes son malos, mas no es exageración cuando a fuerzas quieren los de “arriba” y apoyados por los gobernantes que se piense, actué e impongan gobiernos o a través de mentiras maten gente como en Irak, Afganistán, Libia o en nuestro mismo México lindo y querido con el pretexto del narcotráfico (matando inocentes no los que están “metidos”). Tal vez la generación (sobre todo los nacidos en el Istmo Zapoteco) que ya rebasó los cincuenta años de edad, sea más analítica ya que la mayoría no tuvo la oportunidad de ver televisión de pequeño (no había, no se tenía energía eléctrica o simplemente porque se chambeaba) y todos se esforzaron por hacer a un lado la implacable pobreza y adquirieron más responsabilidades de pequeños con una disciplina a palos y cinturones y castigos severos de los viejos, pero los de 30 años de edad para abajo ni siquiera saben leer y ya son Lic. Másteres, médicos y otros tantos títulos que ni siquiera saben para que los estudiaron y que al final terminan dando clases hasta en un jardín de niños o sea como decían los viejo de antaño “aunque sea de profesor”; y lo más triste: heredan las plazas de sus padres (profesores, petroleros y otros) que vergüenza, que falto de dignidad, que clase de individuo y ¿estos esperan elegir estar en el punto medio? Lo cierto de todo es que quien piense diferente a los que están “arriba” hoy día los tachan de malos o negativos. Si vivieran los tatarabuelos y bisabuelos que defendieron a punta de palos, machetes y lo que encontraron sus territorios (acuérdense que corrieron los francés en Juchitán) puta, para los que gobiernan ahora, serían súper malos y tal vez los abuelos al vernos tan pasivos y consumistas nos dieran una paliza marca diablo. Buen fin de año,

Comentario de jorge sanroman viales el diciembre 26, 2012 a las 8:59am

Mi estimado Ciriaco, te dire algo que tu ya sabes y que viene a colación con tu nota de mas arriba y que lleva a atemorizarnos, sin embargo esta situación que tu llamas cerebral o mas bien de dominio cerebral viene desde hace muchos años:  EL ESTADO NACIÓN  O SEA LOS ESTADOS IMPERIALES NO SOLO ESTAN LEJOS DE DESAPARECER SINO AL CONTRARIO, NECESARIOS PARA IDENTIFICAR Y ENTENDER LOS CENTROS NAURALGICOS DEL PODER ECONOMICO Y POLITICO.  EL 48% DE LAS EMPRESAS Y BANCOS MAS IMPORTANTES DEL MUNDO SON DE LOS ESTADO UNIDOS DE NORTEAMERICA,  EL 30% SON DE LA UNION EUROPEA Y EL 10% SON DE JAPON.  DENTRO DE ESTE SISTEMA EL PODER ECONOMICO IMPERIAL DE USA SIGUE SIENDO EL DOMINANTE, (ESTO NO LO DIGO YO, LO DICE "EL FINANCIAL TIMES, EL 10 DE MAYO DEL AÑO 2002).

Y LUEGO, QUE HACEMOS. ¿ NO COMPRAMOS, NO VEMOS LA TELEVISIÓN, NO ESTUDIAMOS, NO HACEMOS EL AMOR, NO VACACIONAMOS, NO ESCUCHAMOS LA MUSICA QUE TANTO NOS GUSTA, NO LEEMOS LOS LIBROS Y LAS OBRAS  DE LOS GRANDES AUTORES?, Y ESO A PESAR DE PERTENECER A UN PAIS DOMINADO.

DIGANOS DON CIRIACO, ¿QUE HACEMOS?. PUES DISFRUTAR DE TODOS LOS BIENES QUE LA NATURALEZA NOS HA DADO Y DISFRUTAR DE TODO  LO QUE LOS  GRANDES HOMBRES, DOMINADOS O NO, NOS HAN DADO Y A TRAVEZ DE ESOS BIENES MEJORARNOS COMO SERES HUMANOS Y HASTA AHI.

SU ARTICULO ES MUY BUENO, LLEVA A LA REFLEXIÓN, LO FELICITO.

Comentario de Adan Rivera Alonso el diciembre 26, 2012 a las 10:23am

Buen articulo Ciriaco gracias por compartir! Un saludo y un abrazo fraternal muy fuerte y un poco atrasado pero FELIZ NAVIDAD!

Comentario

¡Tienes que ser miembro de ZAPOTECOS DEL MUNDO para agregar comentarios!

Únete a ZAPOTECOS DEL MUNDO

Insignia

Cargando…

Publicaciones de blog

sobre el plagio de César López

Publicado por Irma Pineda el abril 13, 2010 a las 11:33am 5 Comentarios

PARA DIATRIBAS LAS DE RANCHU GUVIÑHA

Publicado por Josué Dante el noviembre 30, 1999 a las 12:00pm 2 Comentarios

BESOS OLVIDADOS.......

Publicado por MARIANAN TOLEDO el febrero 5, 2014 a las 11:00am 3 Comentarios

DIDXA YAAUI: CHARADA.

Publicado por Leticia Flores Felipe el febrero 6, 2014 a las 9:00am 2 Comentarios

ILUSION

Publicado por Jose Guillermo Mathus Morales el marzo 8, 2014 a las 10:48am 21 Comentarios

Señora de los años

Publicado por Jose Guillermo Mathus Morales el febrero 18, 2014 a las 1:13pm 2 Comentarios

© Historias, poemas y otras contribuciones pertenecen al autor. El resto pertenece a http://zapotecosdelmundo.ning.com/
Los derechos y contenidos de este sitio web están registrados en SafeCreative, y mientras no se indique lo contrario, se pueden utilizar y distribuir de acuerdo a la siguiente licencia.


Safe Creative #0905230099735

NO AL PLAGIO

© 2018   Creada por Angel_Guixhiro'.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio