También Gabriel López Chiñas

 

A Víctor de la Cruz,

en su homenaje.

 

 -------Tercera y última parte

 

Juan Manuel López Alegría

 

 

En defensa de Henestrosa se puede decir que Víctor de la Cruz también compara el libro de Gabriel López Chiñas, “Vinnigulasa” (1940) que trata el mismo tema, y concluye que, al igual que el centenario escritor, López Chiñas copió de la investigación de Wilfrido C. Cruz.

Entre los ejemplos que coteja, se encuentra el de un canto infantil, muy raro (por desconocido y que para los legos puede parecer ilógico en un juego infantil) que registran primero Wilfrido C. Cruz, y que, de manera muy extraña, también publican Henestrosa y López Chiñas (qué coincidencia que los tres recuperen ese recuerdo de la infancia y el mismo fragmento). De la Cruz escribe en su ensayo:

 

“Lo central de la discusión, sin embargo, se encuentra en el fragmento del canto que los tres autores usan en sus respectivos relatos, pero que transcriben de diferente manera. Esto podría significar dos cosas distintas: 1) o que los autores efectivamente recopilaron el mito de la tradición oral con personas distintas y en diferentes lugares, o 2), que Henestrosa y López Chiñas hicieron cambios en sus textos para no ser acusados de plagio por Wilfrido C. Cruz”.

 

Víctor de la Cruz no contextualiza el canto que analiza a continuación; como no contamos con las obras comparadas por el investigador, aclaramos que una versión aparece en el relato titulado “Binigundza” del famoso libro.

 

Según Henestrosa, ese canto antecedió a la llegada de los españoles y significaba la certeza de que no podrían vencer a los extranjeros, por ello, después de cantar, los sacerdotes zapoteca se lanzaron a los ríos Atoyac y Tehuantepec. A continuación aparecen las transcripciones, primero la versión de Wilfrido C. Cruz tal y como aparece en el extenso trabajo de Víctor de la Cruz:

 

No sé en qué lugar del Istmo de Tehuantepec escuché de niño alguna vez, éste fúnebre canto zapoteca, que un grupo de muchachos entonaba con sus manos enlazadas, en ruedo, al mismo tiempo que danzaban:

 

Pombo, capombo ¡aúh!

Siaba niza, siaba guié

Siaba nanda, siaba yú

Binigulaza mbá ché

Pombo capombo ¡Aú!

 

¡El triste ruido del tambor anuncia que caerán de los cielos, agua piedras, nieve y tierra. Los Binnigulaza se van!

 

Continúa de la Cruz: “Henestrosa, en la primera edición de su libro escribió: ‘Y aquí entra recto con los dos pies sobre esta afirmación este recuerdo de mi niñez. Todos lo saben. Los niños cantan danzando, unidos en coro, con la cabeza caída y las manos anudadas atrás, un canto triste doloroso; todo esto, casi siempre, a la orilla de la noche’”.

 

Vijaja, vijaja, ¡auh!

Siaba nisha, siaba guiéh,

Siaba nánda, siaba yúh,

Vijaja, vijaja, ¡auh!

Ma chéh, guiráah,

Guixhi-layúh.

 

Coladera, coladera ¡auh!

–Caerá agua, caerán piedras-

caerá frío, caerá tierra;

-coladera, coladera ¡auh!-

Ya se va, todo, el pueblo de la tierra.

 

Señala De la Cruz que para las subsiguientes ediciones Henestrosa cambia la grafía (lo hará varias veces) del texto en zapoteco, junta la penúltima línea con la última y agrega un verso más, que ya había registrado C. Cruz en su penúltima línea, ambas líneas, donde se hicieron los cambios, la subraya, quedando el fragmento de la siguiente manera:

 

Bidzadza, bidzadza, ¡au!

Ziaba niza, ziaba guie,

Ziaba nanda, ziaba yu.

Bidzadza, bidzadza, ¡au!

Binnigulaza ma che’e:

Ma che girá gidzilayú.

 

En la edición del 1997, aparece Bidza dza, bidza dza, separado.

Veremos la última versión: “La versión que publicó López Chiñas de este fragmento sólo tiene cinco versos, al igual que la versión de Cruz; pero cambia el primero y el último verso que decía “pombo, capombo, ¡Auh!” por “Vidzadza, vidzaza, ¡ju!”, al igual que la interjección al final de los mismos, que Cruz y Henestrosa habían escrito ¡au! Además un cambio muy importante, que cambia el sentido del poema: el verbo guendariaba, que en C: Cruz y Henestrosa aparecen en tiempo futuro, ziaba; López Chiñas lo transcribe en el aspecto-tiempo completivo, bisaba, lo que hace que el fragmento pase de ser una predicción a una petición, lo cual cambia por completo su sentido:

Vidzadza, vidzaza, ¡ju!

Bisaba niza, bisaba guiee,

Bisa nanada, bisaba yuu,

Ca Vinnigulasa ma chee.

Vidzadza, vidzadza ¡ju!

 

“Se implora al cielo —concebido como una coladera— la destrucción de la tierra:

 

¡Oh Coladera, coladera

desprende agua,

 desprende piedras

—desprende frío, desprende

 tierra—,

 los “Vinnigulasa” se van —

¡Oh! Coladera, coladera.

 

 

Concluye Víctor de la Cruz: “Aunque Cruz no quiso mencionar –no sabemos por qué razones- en qué lugar del sur del Istmo recopiló el fragmento del poema, creo que fue en Espinal, un poblado con hablantes de diidxazá a cuatro kilómetros al norte de Juchitán: por dos razones: una, él nació en ese lugar; la otra, porque en uno de los versos aparece una palabra tal y como usa en la variante dialectal del zapoteco de ese pueblo: mba’, un adverbio de tiempo que se traduce como “ya”.

 

“En el primer verso en la versión de Cruz, se alude al pompo, un calabazo que en el zapoteco del Istmo se llama xigabá o puumpu, término que se ha introducido cómo préstamo en el español hablado en la costa del Pacífico de Oaxaca y Chiapas y en la depresión central del mismo estado.

 

“Henestrosa y López Chiñas, en vez de pompo, emplean bidxadxa. Este es el nombre de una coladera de barro que se usa para labar (sic) el maíz cocido antes de molerlo. Ignoro si efectivamente así lo oyeron en Juchitán o hicieron el cambio, como ya se ha dicho, con el objeto de diferenciarse de su antecesor. Prefiero la versión de Cruz porque fue la primera que se difundió y en ella aparece esta palabra que considero de uso antiguo, aunque no pueda documentar su procedencia; pero me surgen dudas de por qué Cruz no fue explícito en cuanto al nombre del pueblo en que recogió la narración mítica y el fragmento”. Hasta aquí parte del acucioso trabajo de Víctor de la Cruz.

 

El investigador juchiteco, como podrá notar el lector, conoce perfectamente el zapoteco, que llama todo el tiempo diidxazá, por ello esa disección que hace del raro fragmento que los tres autores publican.

 

Llama la atención sus dudas sobre el origen del mismo, con ello denota que, a pesar de haber nacido en Juchitán e investigador de la cultura zapoteca, no tiene noticias de ese extraño juego infantil, que de lúdico no tiene nada. Es obvio que Henestrosa y López  Chiñas plagiaron el trabajo de Wilfrido C. Cruz, sin embargo, con lo que dice al final el investigador, provoca otra duda: ¿Habrá inventado ese canto C. Cruz y engañó a los otros dos?

 

 

Vistas: 301

Comentario de antonio rios gonzalez el marzo 29, 2012 a las 9:39am

juan manuel quiero informarte que esos versos son parte de los cantos del cutinti que se cantaba en el shibeu de tehuantepec que se cantaban en santa cruz y santa maria habria que investigar yo estoy seguro que es de origen tehuano pero habria de ver si era un juego o un rito por que el shibeu no es un juego, de lo que investigue con algunas gentes de tehuantepec te mando las anotaciones. saludos

Comentario de Tomás Matus Orozco el marzo 29, 2012 a las 2:10pm

En esencia, resumen y conclusión de la investigación...los dos cabrestos son unos méndigos plagiarios, unos malditos fraudes, unos copiones...!gubaána laácabe vaya!.

Saludos afectuosos.

Comentario de ANTONIO LÓPEZ TOLEDO el marzo 29, 2012 a las 2:22pm

¡Take it easy, bros! ...Sorry. Recuerda que en Juchitán no hay ratas(únicamente tenemos a mi amigo Santaana y los de mi partido -antes). Cuenta hasta diez. Respira y reconoce que como quiera que sea ellos fueron y son DON ANDRES HENESTROSA Y DON GABRIEL LOPEZ CHIÑAS , tú eres mi carnal zapoteca y yo soy ANTONIO tu humilde servidor. Mejor te invito en el restaurante-marisquería-bar LA OAXAQUEÑA a 50 metros de mi Law Office, hay música en vivo o al "TECO" atras de mi oficina.

Comentario de Tomás Matus Orozco el marzo 29, 2012 a las 3:39pm

Jajajajajajajaja...Qué buena onda MEN....de mi parte nada dije, solamente deduje la conclusión de la investigación del buen López Alegría...aunque con cierto eufemismo, expone los actos vandálicos de plagio de estos dos DONES...cabrestos diría yo...sin importar que tan grande sean tales personajes...los exhibe tan comunes y mortales como cualquiera...¿o qué no?

Vientos huracanado ....SALUD y saludos

Comentario de alma rosa el marzo 29, 2012 a las 4:53pm

Tenias que ser Alegría para rematar esos dos, saludos amigo y espero un día podamos charlar.

Comentario de MANUEL SANCHEZ ALONSO el marzo 30, 2012 a las 9:34am

                   Me pregunto cual es el problema, si son solo variaciones de lo mismo, o la misma gata revolcada, lo importante es que algo hicieron.

                   Antes como ahora, existieron y existen ratas; al menos estos grandes zapotecos no se llevan la lana de nuestro pueblo como otros.

                   TI DIUXI NARO^ .... TOLEDO NE TOMAS. SICARU CHU^TU.

Comentario de Consuelo Flores Martínez el marzo 30, 2012 a las 6:06pm

Si no es plagio es posible que sea del dominio popular, quizá muy antiguo, habría que preguntarle a los abuelitos centenarios o que andan rondando esas fechas. Si es del dominio popular y se desconoce su autor o su origen, ENTONCES ES DE TODOS, voy a ver si mi abuelita lo conoce y si es así; ya les diré como lo trasmite y hasta lo puedo escribir yo también. Como el cuento zapoteco del conejo que engaña al coyote invitándole a tomarse el agua de la laguna para compartirle el queso que es reflejo de la luna (del dominio popular) bonito por cierto, moraleja "no siempre el más grande es el más listo, pero tampoco el más listo es tan grande" al fin y al cabo mortales, lo digo por los susodichos. Por supuesto que no estoy de acuerdo con el plagio ni que se adjudiquen lo que no les corresponde, el análisis que hace López Alegría es interesante, pero habría de conocerse el contexto de cada escritor o poeta, podría ser que cada uno lo soñó de diferente forma pero muy parecido, mientras no haya quien reclame todo esta bien. Pero bueno... con esto no dejan de ser personas excepcionales de los que debemos sentirnos orgullosos por tener llámese don, capacidad, inteligencia y atrevimiento de escribir, narrar y transmitir sus pensamientos y hasta las de otros. Por eso mejor celebremos que existen los zapotecos, gente hermosa que no deje de transmitir lo que sabe.   

Comentario de angel jimenez el abril 13, 2012 a las 5:36pm

CREO QUE LOS TRES FUERON A INVESTIGAR EN FUENTES POPULARES Y EN TIEMPO DIFERENTE.  A VECES LAS VERSIONES CAMBIAN UN POCO. EL CRÉDITO DEBE DARSELE AL PRIMERO QUE LO PUBLICÓ. Y A LOS OTROS SOLO EL CRÉDITO DE LO NUEVO QUE PUDIERAN APORTAR DE ALGO QUE ES DE DOMINIO PÚBLICO. PERO NO CREO QUE SEMEJANTES SEÑORONES PLAGIARAN EL ESCRITO. HASTA PRONTO.

Comentario

¡Tienes que ser miembro de ZAPOTECOS DEL MUNDO para agregar comentarios!

Únete a ZAPOTECOS DEL MUNDO

Insignia

Cargando…

Publicaciones de blog

sobre el plagio de César López

Publicado por Irma Pineda el abril 13, 2010 a las 11:33am 5 Comentarios

PARA DIATRIBAS LAS DE RANCHU GUVIÑHA

Publicado por Josué Dante el noviembre 30, 1999 a las 12:00pm 2 Comentarios

BESOS OLVIDADOS.......

Publicado por MARIANAN TOLEDO el febrero 5, 2014 a las 11:00am 3 Comentarios

DIDXA YAAUI: CHARADA.

Publicado por Leticia Flores Felipe el febrero 6, 2014 a las 9:00am 2 Comentarios

ILUSION

Publicado por Jose Guillermo Mathus Morales el marzo 8, 2014 a las 10:48am 21 Comentarios

Señora de los años

Publicado por Jose Guillermo Mathus Morales el febrero 18, 2014 a las 1:13pm 2 Comentarios

© Historias, poemas y otras contribuciones pertenecen al autor. El resto pertenece a http://zapotecosdelmundo.ning.com/
Los derechos y contenidos de este sitio web están registrados en SafeCreative, y mientras no se indique lo contrario, se pueden utilizar y distribuir de acuerdo a la siguiente licencia.


Safe Creative #0905230099735

NO AL PLAGIO

© 2019   Creada por Angel_Guixhiro'.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio